Aula Política – La transformación que todavía no se ve

Por Julio Requena

No se puede tener cambios haciendo las mismas cosas. Esa es una premisa fundamental que requiere ser entendida por todos los actores, sobre todo por las nuevas mayorías que tienen muy alta la expectativa para cumplirle a la población, pero no se han dado cuenta que con las mismas reglas, no se podrán destrabar muchas de las cosas que ameritan cambiarse en el Estado de México.

El pueblo espera el cambio, lo más idóneo es que las nuevas mayorías se preparen para que ese cambio se dé, en los términos y plazas que la población espera, y no cuando se pueda o cuando se destraben los protocolos que la política ha impuesto por décadas. Ciertamente, no se pueden hacer cambios a rajatabla ni de golpe y porrazo, porque la alternancia materializada el pasado 1 de julio no es producto de un momento actual, sino que se gestó durante seis años de hartazgo y malas decisiones, durante 12 o 18 años de lucha por un proyecto que primero no sabía cómo llegar a este momento, que después no le alcanzó y finalmente, se convirtió en un tsunami que nadie esperaba en esa magnitud.

Las reglas que hoy prevalecen, fueron escritas por la vieja clase política, esa que no se esperó el triunfo de la oposición, esa que estaba segura que el mismo sistema siempre le otorgaría la razón, esa que ha estado invitando a que no se rompan las reglas escritas y no escritas de la política mexiquense, sobre todo cuando eso representa una desventaja.

Reglas nuevas, significaría cambios reales. Es hora de ir diseñando las nuevas condiciones que podrán generar las transformaciones sociales que exige el país y el estado de México, sin confrontaciones estériles, sin perder la civilidad, asumiendo los verdaderos equilibrios políticos entre poderes, sin sumisiones y sin juego de vencidas.

Es obvio que para cambiar las reglas se debe impulsar el consenso y deben asumirse los nuevos tiempos así. Por ejemplo, el Poder Legislativo quiere recuperar su facultad de fiscalización que en ataño cedió al órgano técnico y desea volver a revisar la cuenta pública de la entidad, pero para ello se requiere que MORENA logre los consensos necesarios, cosa que no se ve muy complicado, dado que cedió en la distribución de comisiones y comités legislativos.

Otra cosa que preocupa es la preparación de los asesores, dado que en las comparecencias de los Secretarios de Estado quedó comprobado que el discurso que les hicieron a los diputados solo era para preguntar, porque después de la respuesta de los funcionarios, o se quedaron tranquilos con las aclaraciones o se quedaron sin argumentos para rebatir.

Independientemente de ello, hay que reconocer que el Primer Informe de Gobierno, pareciera haber sido hecho con relleno de las redes sociales, más que con datos duros y más bien, apela a la confianza de que lo que está ahí plasmado es lo real, lo bueno, sin necesidad alguna de comprobación o contrastación con otros documentos como el presupuesto de 2017 y de 2018.

Cualquiera reconocerá que los diputados entrantes no tienen la pericia ni la malicia necesaria para cuestionar a fondo a los funcionarios y los dialogo se resumen de manera sencilla:

  • Por qué esta tan mal el Estado de México en esta materia?
  • No esta tan mal, al contrario las cifras que tenemos hablan de mejoras.
  • Pero entonces, por qué la gente no lo siente en sus comunidades, en sus municipios?
  • Es un problema de percepción, de credibilidad. Las cosas se hacen pero la gente no cree que lo estamos haciendo.
  • La situación está mal.
  • Señor diputado, lo invito a que juntos supervisemos los avances. Le mando los datos donde todo dice que está bien. Estamos mejor que el resto del país. No estamos tan mal, lo que pasa es que se mide por cada 100 mil habitantes y en el Edomex hay muchos habitantes. Sea el problema que sea, se ve enorme porque somos millones de mexiquenses.
  • Y entonces la realidad no va a cambiar?
  • Estamos haciendo los esfuerzos necesarios.
  • No hagan esfuerzos, hagan las cosas, resuelvan… de esfuerzos la ciudadanía ya está cansada, dónde está lo que prometió el Gobernador?
  • Los cambios son paulatinos, apenas es el primero de seis años de gobierno.

 

Ante este diálogo, póngale el tema que quiera. Salud, Seguridad, Campo, Finanzas, desarrollo económico, movilidad, educación, deporte. El que sea y verá que el ‘atole con el dedo’ alcanza para todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *