Cada municipio debe contar con al menos un banco de alimentos, propone José Alberto Couttolenc

El diputado José Alberto Couttolenc Buentello, coordinador del Grupo Parlamentario del PVEM, presentó ante el Pleno de la 60 Legislatura una iniciativa para expedir la Ley de Recuperación y Aprovechamiento de Alimentos del Estado de México, que busca evitar el desperdicio de alimentos para recuperarlos y destinarlos a la población que más lo necesite.

José Alberto Couttolenc dijo que con esta legislación se busca establecer la obligatoriedad de que los municipios cuenten con un banco de alimentos, generar el andamiaje legal para que éstos reciban donativos, y establecer mecanismos obligatorios para que centrales de abasto, mercados, tiendas de autoservicio, hoteles, restaurantes e industria de la transformación transporten y entreguen los alimentos que no serán comercializados o utilizados y que por su valor nutrimental y condiciones sean susceptibles para el consumo humano.

En sesión del Primer Periodo Ordinario propuso que las personas beneficiadas por algún programa de asistencia social reciban la ayuda directamente; regular el tratamiento comercial, en las tiendas de autoservicio, de los alimentos perecederos, enlatados y envasados, a efecto de recuperar los que son susceptibles de ser consumidos y aprovechados, y establecer mecanismos obligatorios para que los alimentos que no serán comercializados, utilizados o entregados directamente a bancos de alimentos se hagan llegar a municipios o localidades con un mayor índice de marginación.

El legislador indicó que bajo el amparo de dicha normatividad, se abre la puerta para que las personas morales que así lo determinen realicen donaciones con las que obtengan un beneficio fiscal, con lo que se busca ampliar estos beneficios que ya se otorgan en la actualidad y poder deducir al 100 por ciento los costos de los traslados de los alimentos donados.

“Debemos promover en nuestro estado medidas tendientes a evitar el desperdicio e impulsar esquemas de recuperación y aprovechamiento acercándolos a aquellos sectores de la población que por diferentes causas no pueden satisfacer esa necesidad básica”, expuso el diputado, quien invitó a sus compañeros legisladores a sumarse a la iniciativa para cumplir con la demanda de los mexiquenses, disminuir la pobreza, mejorar la salud y garantizar el derecho constitucional a la alimentación.

En su exposición, José Alberto Couttolenc informó que, de acuerdo con el Banco Mundial, en México se desperdician aproximadamente 20 millones de toneladas de alimentos al año y que 70 % de los residuos urbanos son alimentos que se encuentran en buen estado.

Añadió que de 2012 a 2016 el Estado de México tuvo un incremento de 900 mil personas en pobreza; que la entidad se encuentra en primer lugar por la cantidad de habitantes en esta condición entre todas los estados del país, con el 47.9 % de su población, y que se coloca en el sexto lugar en desnutrición crónica y cuarto en prevalencia de anemia en menores de cinco años.

“Por ello, este Congreso, las dependencias y organismos de la administración pública del Estado de México, así como los municipios, en conjunto con la sociedad civil, debemos participar en la elaboración de reformas legislativas y políticas públicas en materia de seguridad alimentaria y nutricional”, dijo.

De acuerdo con datos del legislador, en México son 11 las entidades federativas que cuentan con legislación que regula este tema, mientras que 21 estados de la República no tienen leyes específicas, entre ellas, el de México.

La iniciativa fue turnada para su estudio y dictamen a las Comisiones de Legislación y Administración Municipal, y Para la Atención de Grupos Vulnerables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *