Constitucional que alcaldes avisen de salidas al extranjeros

1948aLa Diputación Permanente declaró aprobadas tres minutas de reforma a la Constitución local a fin de establecer la obligación de los presidentes municipales de avisar de manera anticipada sobre las salidas de trabajo al extranjero, así como informar sobre sus resultados; para que el texto constitucional pueda ser reformado con el voto de las dos terceras partes de los diputados presentes, y otra más para que esta votación también aplique para avalar las observaciones que envíe el gobernador a leyes o decretos aprobados por la Legislatura.Durante la sesión presidida por el diputado Enrique Mendoza Velázquez, se notificó el voto aprobatorio de la mayoría de los ayuntamientos mexiquenses como integrantes del Constituyente Permanente, a las reformas propuestas por los diputados Lorenzo Roberto Gusmán Rodríguez (Nueva Alianza), Juan Abad de Jesús (Movimiento Ciudadano) y José Alfredo Torres Huitrón (PRI), respectivamente.
En cuanto a regular la obligación de los presidentes municipales de avisar e informar de las salidas de trabajo al extranjero, se reformaron los artículos 61, 64 y 128, y se adicionó la fracción XIV al artículo 128, de la Constitución local, así como el artículo 48 de la Ley Orgánica Municipal del Estado de México.
De esta forma, los alcaldes de los 125 municipios comunicarán por escrito y con anticipación a su salida, tanto a la Legislatura o la Diputación Permanente, así como al Cabildo, los propósitos y objetivos del viaje, e informarán de las acciones realizadas dentro de los diez días siguientes a su regreso.
Las otras dos declaratorias corresponden a la reforma al Artículo148 relativo a la votación para avalar reformas constitucionales, así como al Artículo 59, respecto a la aprobación de las observaciones del gobernador a leyes o decretos.
Durante la sesión, el diputado Norberto Morales Poblete hizo referencia a la situación actual en que se encuentra el Partido del Trabajo, a cuyo Grupo Parlamentario pertenece, y al que consideró una conciencia crítica que sigue vigente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *