Cuatro meses sin agua potable en Chimalhuacán

  • Más de 8,000 habitantes del barrio Transportistas y la colonia Nueva Rosita carecen de agua potable en sus domicilios

Chimalhuacán, Estado de México.- Habitantes del barrio Transportistas y la colonia Nueva Rosita del municipio de Chimalhuacán, señalan que tienen más de cuatro meses sin el servicio de agua potable, las tuberías están secas, los carros cisterna “pipas” particulares cobran desde 1,000 hasta 1,500 pesos por llevar agua a los domicilios. La alcaldesa Xóchitl Flores Jiménez anunció la “reapertura del pozo”, pero, la población sigue sin agua en sus domicilios.

“En días pasados la presidenta municipal Xóchitl Flores realizó un evento de reapertura del pozo Transportistas, que distribuye agua a este barrio y a la colonia Nueva Rosita y anunció que el agua llegaría a los domicilios, sin embargo, varias calles del barrio y la colonia, carecen de agua potable en sus hogares desde el mes de abril”, comentó Ana Jessica Santiago vecina de la calle Holanda.

“Nos dijeron que la bomba se daño desde el mes de abril y después de tres meses hicieron la reparación, la presidenta anunció que tendríamos agua en las casas, pero, es hora de que no llega a nuestros domicilios, son varias calles las que carecemos de agua, ya pagamos el servicio de agua y aún así no se nos autorizan agua a través de las pipas, la tenemos que comprar”, denunció la señora Ana Jessica

En un recorrido por el barrio Transportistas los vecinos comentan que no tienen agua desde abril, el Organismo Descentralizado de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (ODAPAS) y su titular Efraín Miguel Pérez, no cumplen con el apoyo de llevar agua a través de pipas, además, las autoridades municipales anunciaron que las reparaciones de la bomba se realizaron, pero, la población no tiene agua, afectando a más de 1,800 familias, es decir, más de 8,000 habitantes no cuentan con agua en sus hogares.

En contraste, aparecen en el municipio pintas, mantas y en redes sociales los llamados a realizar los pagos, el borrón y cuenta nueva; sin embargo, las manifestaciones y reclamos de la población se han generalizado, ahora son los ciudadanos del barrio Transportistas y la colonia Nueva Rosita, quienes carecen del servicio. Los vecinos manifiestan que han pagado el servicio, han cumplido con su obligación como usuarios, pero la administración dista mucho de cumplir, “El discurso es uno y los hechos son otros”, comentó Andrés Vivanco vecino de la colonia Nueva Rosita.

“El gobierno de Xóchitl Flores, está demostrando que no tiene interés por el bienestar de la población, las necesidades de la comunidad, sólo está pintando las obras que ya existen, ahora la “reapertura” de los pozos, cuando deberían dar mantenimiento a los pozos, tanques y redes de distribución, piensa que así nos va a engañar, no tenemos agua en las casas, también no cumplen con la recolección de basura, nos sentimos más inseguros, hay más violencia, vamos de mal en peor”, comentó Israel López vecino del barrio Transportistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.