Debe la justicia priorizar derechos de niñas, niños y adolescentes

  • Los juzgadores tienen que brindar un trato diferenciado y especializado durante los procesos judiciales.

El Protocolo para Juzgar con Perspectiva de Infancia y Adolescencia es una herramienta práctica, para que los órganos jurisdiccionales guíen el actuar de los juzgadores, atendiendo los derechos de niñas, niños y adolescentes, señaló el Magistrado Suplente del Tribunal Unitario de Justicia Penal para Adolescentes del Poder Judicial del Estado de Morelos, José Luis Jaimes Olmos.

En el Aula Magna de la Escuela Judicial del  tribunal mexiquense, el experto impartió la Conferencia Magistral “Aplicación del Protocolo para Juzgar con Perspectiva de Infancia y Adolescencia”. Explicó que el primer capítulo se refiere a la justicia adaptada, y  establece que ésta, debe adecuarse a las necesidades de niñas, niños y adolescentes y no a la inversa.

El Protocolo emitido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, señala en otro de sus capítulos, los cuatro principios rectores reconocidos por la Convención sobre los Derechos del Niño: el interés superior de la niñez o infancia; el principio de igualdad y no discriminación; el derecho a la participación, y el principio de vida, supervivencia y desarrollo.

En este sentido, el Magistrado suplente Jaimes Olmos agregó que los juzgadores tienen que brindarles un trato diferenciado y especializado durante todo el proceso, desde su inicio hasta el dictado y ejecución de la sentencia.

Detalló que las decisiones de los juzgadores deberán enfocarse al bienestar del infante o adolescente, pues en muchas ocasiones, son ellos quienes se encuentran inmersos en los elementos probatorios.

Por su parte, la Visitadora en materia Penal, Verónica Cortés Marroquín mencionó que el Poder Judicial del Estado de México colabora con el Sistema de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes SIPINNA, en favor de este sector de la población.

La titular de la Unidad de Igualdad y Derechos Humanos, Luz María Lemus Campuzano indicó que infantes y adolescentes no deben adaptarse al sistema de impartición de justicia, por el contrario, la justicia tiene que adecuar sus métodos para el restablecimiento de los derechos.

A la actividad asistieron también las Consejeras de la Judicatura, Fabiola Catalina Aparicio Perales y Edna Edith Escalante Ramírez; la titular del Instituto de la Defensoría Pública, Irma Leticia Cisneros Basurto; el Director del Centro de Medidas Cautelares, Fredi Hinojosa Contreras; juezas, jueces y servidores jurisdiccionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *