Debe prevalecer el interés superior de la niñez: CODHEM

  • Se deben mantener las medidas de prevención y protección contra la enfermedad COVID-19.
  • Importante difundir las Reglas UNICEF para un regreso seguro a las aulas.

Toluca, Estado de México.- Con la recomendación de mantener las medidas de prevención y protección para evitar contagios del COVID-19 tanto en casa como en escuelas, el instructor especializado de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), Francisco Javier Fonseca, enfatizó que rumbo al regreso a las aulas debe prevalecer el interés superior de la niñez y el respeto a los derechos a la vida y a la protección de la salud.

En la plática a distancia “Pautas por la vuelta segura al colegio-Reglas Unicef”, dirigida a padres de familia, docentes y defensores municipales, indicó que es necesario informar a las y los niños que existen virus y bacterias que pueden provocar enfermedades, por eso deben permanecer en casa, y cuando sea necesario salir para el regreso a las clases presenciales, deberán seguir con todo rigor las medidas sanitarias básicas como lavarse las manos frecuentemente, usar cubrebocas, mantener la sana distancia, y no abrazar ni besar a docentes ni a compañeras ni compañeros de clase como muestra de afecto.

De acuerdo con la última Encuesta Intercensal del 2015, el Estado de México se ubicaba en el doceavo lugar nacional de personas con más de nueve años de estudio; sin embargo, por el cierre de escuelas y clases a distancia por la pandemia, se prevé el incremento del número de menores de edad que no concluyan sus estudios, entre otras causas, por la situación económica.

Reiteró que para el regreso a clases presenciales se deben considerar las recomendaciones de las autoridades de salud y cuando el semáforo esté en verde, tomar en cuenta las medidas preventivas de la UNICEF para evitar la propagación del virus, como son el escalonar el inicio y cierre de jornada escolar, mover las aulas a espacios provisionales ventilados o al aire libre, crear turnos para reducir el número de alumnos por clase, aplicar los protocolos para el estornudo y tos, así como lavado de manos y distanciamiento físico, limpiar las instalaciones y mobiliario, y sobre todo, evitar la aglomeración de niñas y niños durante el horario de entrada, comida y salida.

Explicó que serán las autoridades educativas de cada centro escolar las que determinen las medidas de acuerdo con las características particulares del lugar, apoyadas por el Comité de Salud que debe crearse con padres y madres de familia, directivos de la escuela y un representante del municipio, a fin de implementar, por ejemplo, las áreas de sanitización, con qué y cómo se limpiarán los espacios de clases, entre otros aspectos.

En caso de que algún estudiante, padre o madre de familia hayan estado enfermos de coronavirus, no debe divulgarse esa información, para evitar el estigma social y mientras se llega el día del retorno al colegio, los padres y madres de familia deben enseñar a diferenciar a sus hijos los días de clase de los fines de semana a través del establecimiento de rutinas en casa, no cambiar horario escolar ni espacios destinados al estudio y siempre respaldarlos cuando no entiendan algo o se sientan estresados por el encierro.Por último, el instructor de la Codhem dijo que la sociedad ya se dio cuenta de la importancia que tienen las y los maestros para el desarrollo social, pero el riesgo de la enfermedad está latente, por ello aún no deben salir de casa, y padres de familia y docentes deben hacer labor de concientización para no bajar la guardia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *