Del Mazo nunca enterró el PAC

Pese a que la LX Legislatura del Estado de México, en septiembre pasado aprobó por unanimidad no ejercer el Programa de Apoyo a la Comunidad (PAC), que permitía a cada uno de los diputados acceder a 2.5 millones de pesos al año para la entrega de diversos apoyos y que dentro del presupuesto de egresos de este 2019 no fue considerado como tal, el titular del Ejecutivo se niega a enterrar la posibilidad de “comprar” legisladores a través de recursos materiales y apoyos que ellos puedan entregar en su distrito, en su municipio o en toda la entidad.

El Programa de Apoyo a la Comunidad era un programa del Ejecutivo Estatal que convidaba a los diputados para su reparto mediante un mecanismo de gestión y un formato para ello. Dicho programa no era una acción del Poder Legislativo, por lo que durante décadas fue cuestionado como una forma que tenía el gobernador en turno para controlar o manejar lo que pasaba en el coso camaral; sin embargo, a cada legislador le tocaba un monto igual al que recibían todos los 75 diputados.

Este año el gobierno del Estado de México, a cargo de Alfredo del Mazo Maza se dio a la tarea de crear la Unidad de Atención y Apoyo Solidario que de acuerdo a su normatividad establecida en la Gaceta de Gobierno, es similar a la dirección general del PAC y atiende las peticiones de “entes públicos”, entiéndase diputados, alcaldes o regidores que a discrecionalidad son beneficiados con montos que no tienen un límite de 2.5 millones como lo establecían anteriormente para cada legislador.

LEGISLADORES ENTERRARON EL PAC, EL EJECUTIVO NO

La Gaceta de Gobierno de fecha 29 de enero de 2018 establecía que: “Que la magnitud y complejidad de los problemas que viven algunos sectores de la sociedad; hacen necesario que los Poderes Legislativo y Ejecutivo coordinen acciones que permitan enfrentar, con prontitud, las demandas sociales. Para ello, los diputados de la Legislatura y el Titular del Ejecutivo de la entidad, tienen como prioridad mantener un Gobierno atento a las necesidades de la gente, colocando al ciudadano mexiquense en el centro del quehacer del Gobierno, para captar, en forma constante, solicitudes de apoyos, bienes o servicios, motivando a implementar programas que garanticen una respuesta apropiada y oportuna a la demanda social”.

Además se clarificaba que en el párrafo noveno del artículo 23 del Presupuesto de Egresos del Gobierno del Estado de México para el Ejercicio Fiscal del Año 2018; se establecía, textualmente, lo siguiente: “Este importe incluye un monto inicial de $187,500,000.00 del Programa de Apoyo a la Comunidad que ejercen los Legisladores, el cual se orienta a la atención de las demandas ciudadanas mediante la entrega de apoyos en materiales diversos, mismo que estará sujeto a los lineamientos, reglas y manuales de operación aplicables a los programas sociales en términos de la Ley de Desarrollo Social del Estado de México. La misma circunstancia aplicará a cualquier otro programa y sus ampliaciones del Ejecutivo del Estado que ejerzan los Legisladores, sus grupos parlamentarios y dependencias del Poder Ejecutivo Estatal”.

En el texto firmado por el actual titular de Finanzas, Rodrigo Jarque Lira llamaba la atención el término “inicial”, porque daba entender que pudieran ser muchos más millones más y que la normatividad del PAC estaba vinculada a la Ley de Desarrollo Social del Estado de México.

EL ADIOS AL PAC

El punto de acuerdo formulado por la Junta de Coordinación Política (Jucopo), que preside el diputado Maurilio Hernández González, fue analizado y avalado durante la sesión del Primer Periodo Ordinario, en la que legisladores coincidieron en que esta decisión abonará a la transparencia en el uso de los recursos públicos y el dinero destinado al PAC podrá emplearse en obras comunitarias de alto impacto.

Desde 2007, la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado de México destinaba estos recursos a cada legislador para atender demandas sociales de la población en sus distritos electorales, por lo que en los tres años de cada Legislatura, cada diputado podía disponer de 7 millones 500 mil pesos.

La Junta de Coordinación Política sometió en septiembre a votación establecer el compromiso de no ejercer los recursos asignados en el Programa de Apoyo a la Comunidad (PAC) y sus integrantes adelantaban que para este 2019 no incluirían en el presupuesto de egresos dicho rubro, por considerar que era una herramienta de “compra de conciencias”.

EL NUEVO PAC DE ALFREDO DEL MAZO

Ante la decisión de la mayoría de MORENA en el Poder Legislativo de no aprobar este fondo, el gobernador Alfredo del Mazo Maza decidió aprobar de manera unilateral la creación de una Unidad de Atención y Apoyo Solidario, basado en las facultades que le da el artículo 24, párrafo sexto que a la letra dice: “La Secretaría de Finanzas por sí o a través de la Unidad Administrativa que designe, podrá destinar recursos de este Capítulo para la atención de las solicitudes de los Entes Públicos orientadas a satisfacer necesidades sociales”.

La Gaceta de Gobierno del 29 de abril de 2019 publica el acuerdo del Poder Ejecutivo, en específico de la Secretaría de Finanzas donde se establece el manual de operación para la ejecución de recursos transferidos, asignados y autorizados a la Unidad de Atención y Apoyo Solidario, donde en una redacción muy similar a la publicación del PAC plasma: “Que el Estado de México presenta una magnitud y complejidad de problemas que afrontan diariamente algunos sectores de la sociedad y que representan para el Gobierno del Estado de México, importantes desafíos así como grandes oportunidades, por ello el Titular del Ejecutivo ha establecido como prioridad en su administración, la atención de las necesidades básicas de la población, mismas que se captan a través de las propuestas ciudadanas estructuradas y alineadas con los pilares establecidos en el Plan de Desarrollo del Estado de México 2017-2023 en cuatro vertientes: Dimensión Social, Dimensión Económica, Dimensión Territorial, Dimensión de Seguridad, necesidades que se atenderán por medio de los distintos Entes Públicos, para contribuir a mejorar la calidad de vida de la población”.

Acto seguido se definen a los entes públicos como: “A los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, los Organismos Autónomos, las Entidades Públicas, los Municipios del Estado de México, los Organismos Públicos Descentralizados, empresas de participación estatal y fideicomisos públicos dependientes del Poder Ejecutivo del Estado, así como cualquier otro ente sobre el que el Estado y los Municipios tengan control de sus decisiones o acciones”. Es decir, se vuelven a incluir a los diputados como posibles gestores y receptores de estos recursos.

Así es como en este 2019 se planeó la entrega de recursos no solo a los diputados como ocurría con el PAC, sino que se abrió un poco más a una discrecionalidad que a la fecha no permite conocer todas las gestiones hechas por esos “entes públicos”.

Los conceptos y tipos de apoyo establecidos en la Gaceta del 29 de abril, son muy similares a los que se gestionaban con el PAC, e incluso su formato de solicitud y entrega es una versión resumida del mismo, además de que se vuelve a pedir la expedición de un agradecimiento por parte de los ciudadanos cuando sea entregado como se hacía con los recursos anteriormente usados.

La Unidad de Atención y Apoyo Solidario tiene una vigencia de dos meses a partir del mes de mayo y junio, donde ya estuvo en condiciones de recibir peticiones de diversos entes públicos y sociales, pero no ha clarificado el monto anual de operación por lo que no hay un límite establecido.

Los rubros de gestión son muy similares a los que se otorgaban con el PAC, pues incluye:

– Adquisición de artículos y gastos médicos.

– Adquisición y arrendamiento de bienes muebles e inmuebles.

– Aportaciones para adquisición y gastos de semovientes, medicina zootecnista e insumos.

– Aportaciones para servicios funerarios integrales.

– Apoyos económicos al sector social y/o privado.

– Apoyos para eventos sociales, culturales y deportivos.

– Bienes informáticos, consumibles y aportaciones para tecnología móvil.

– Contingencias por desastres naturales e imprevistos por accidentes involuntarios.

– Gastos administrativos destinados a la realización de actividades productivas y administrativas que incluye: combustible, lubricantes, aditivos, renta de vehículos, maquinaria y viáticos, entre otros.

– Gastos para acciones encaminadas a promover la difusión y desarrollo de las diferentes manifestaciones culturales y artísticas de la entidad.

– Gastos para acciones relacionadas con el sector educativo que incluye el apoyo con bienes materiales para construcción, remodelación y equipamiento de las instalaciones educativas (salones, anexos, sanitarios, escaleras, auditorios, canchas deportivas y plaza cívica, entre otros).

– Gastos para atención de bienes menores y contratación de servicios.

– Gastos relacionados con la producción, productividad y rentabilidad de insumos agrícolas considerando fertilizantes, semillas, mejoradores de suelo, material vegetativo para el establecimiento y desarrollo de los cultivos.

– Obra pública y servicios relacionados.

– Previsiones económicas para atender los compromisos de la política salarial y pago del impuesto sobre erogaciones por remuneraciones al trabajo personal.

– Previsiones económicas y gastos de administración para el ejercicio de la Unidad.

– Programas asistenciales.

– Proyectos productivos urbanos y rurales que incluyen insumos, maquinaria e implementos agropecuarios.

– Otros conceptos relacionados con el objetivo de la Unidad.

EL USO POLÍTICO DEL NUEVO PAC

Pese a su desaparición el año pasado, varios integrantes del Poder Legislativo en los primeros meses del año han denunciado que algunos diputados siguen teniendo la puerta abierta para gestionar y entregar recursos ilimitados en sus comunidades y la prueba de ello es tan simple que basta con revisar sus redes sociales: Facebook o twitter para ver fotos, videos o noticias sobre la entrega de apoyos en las comunidades que realizan los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

No es de extrañarse que los diputados priístas sigan teniendo el apoyo del mandatario mexiquense por ser del mismo partido, pero en fechas recientes se han sumado expresiones que advierten que son dos los grupos parlamentarios que han resultado beneficiados con recursos provenientes de la gestión ante el gobierno delmacista: el PRI y el PT.

Dado que durante el mes de mayo, el grupo parlamentario del PT gestionó la entrega de despensas alimenticias por montos superiores al millón y medio de pesos y por otro millón y medio de pesos, solicitó la entrega de electrodomésticos para el hogar, cuyos fines era rifarlos durante la celebración del Día de las Madres que se realizaría en varios puntos de la geografía mexiquense.

Sin embargo, algunos ciudadanos enviaron copia de las facturas y peticiones al Gobierno del Estado de México, denunciando que dichas despensas y electrodomésticos nunca fueron entregados durante el mes de mayo ni hubo celebración alguna del Día de las Madres, por lo que seguramente todo se quedó en la cúpula.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *