Elabora CODHEM protocolos de actuación para no discriminar a personas indígenas

  • El ombudsperson Jorge Olvera y la diputada local Juliana Felipa Arias Calderón inauguraron el Foro “Retos de los pueblos indígenas hacia la transformación”.

Toluca, México.- Es urgente, impostergable y esencial abrir espacios a las comunidades indígenas, para superar la discriminación y desigualdades arraigadas en la entidad y el país, por ello, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México elabora protocolos de actuación para brindar atención oportuna y libre de discriminación a personas de dichos grupos, anunció el ombudsperson Jorge Olvera García al inaugurar el Foro “Retos de los pueblos indígenas hacia la transformación” organizado por la presidenta de la comisión legislativa de Asuntos Indígenas, Juliana Felipa Arias Calderón.

Ante la directora de capacitación de la Cuarta Visitaduría de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Marina Patricia Jiménez Ramírez; el secretario particular del director del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI), Jonathan Michel Aguilar Velázquez; diputados locales y representantes de las diversas etnias de la entidad: mazahua, otomí, náhuatl, matlatzinca y tlahuica, expresó que el foro abordará la inclusión de los pueblos indígenas en los asuntos públicos, en cuestiones políticas, sociales, económicas, ambientales y culturales.

“México y sus habitantes tenemos una deuda histórica” con ellos, afirmó Olvera García, quien refirió la riqueza espiritual de los grupos indígenas, sus danzas, sensibilidad, métodos curativos, amor por la naturaleza, su talento en la cocina, el respeto a los ancianos, la fuerza de las familias y organización comunitaria, pues son pieza fundamental del mosaico cultural, social, político y ambiental, sin embargo, hemos cometido un error de imprecisión al pensar y actuar por ellos.

 “Porque los hemos incluido a nuestra manera, pensando por ellos, actuando por ellos, es momento de incluirlos, pero no desde nuestra perspectiva, sino escuchándolos, consultándolos; que sean ellos mismos quienes diseñen las políticas públicas que buscan su beneficio”.

México vive un momento coyuntural importante y la protección de los derechos de los pueblos indígenas ya no se deduce de instrumentos internacionales porque contamos con leyes, instituciones, programas y políticas públicas que los protegen, alientan e impulsan y ellos han enseñado a América Latina que pueden enriquecer la vida política de la región, el escenario perfecto para hacer efectivos y garantes los derechos humanos.

“Las democracias sin ustedes está incompleta, la democracia con ustedes es un núcleo más armonioso y vivificante” y agregó “Sí, la multiculturalidad de los pueblos naturales amplía la participación y el diálogo, a la par que fortalece el respeto y la garantía de los derechos humanos”.

Dijo que se debe transformar el espíritu de la ley en decisiones políticas, en programas sociales de alimentación, vivienda, empleo y salud, “no son concesiones, son inalienables derechos de elemental tracto y los mismos tienen que ser garantizados en su más amplia concepción”, además pidió conservar su identidad y legado, pues en la entidad viven cinco pueblos esenciales, que de acuerdo con la Encuesta Intercensal  2015 del INEGI, representan a 2.7 millones de personas, es decir, el 17% de la población mexiquense.

Sentenció “Ha llegado el momento de pasar de la tinta a la realidad, señora diputada Juliana Felipa Arias Calderón, tenemos la oportunidad histórica de empatar esfuerzos en favor de los grupos indígenas y de toda la sociedad, y demostrar que legisladores y defensores de los derechos humanos no somos antagónicos sino resultado de una misma razón de existir, y es la lucha por la dignidad humana”.

No ser objeto de discriminación por su origen o identidad es una de las más sentidas exigencias, por tanto, enfatizó, se deben revertir esas actitudes, pues el Informe sobre la situación de sus derechos de la relatora especial de Naciones Unidas, retrata violaciones como la falta de acceso a la justicia y de servicios, la inseguridad, la mortalidad infantil y la migración laboral interna.

Desde la legislatura local, el ejecutivo, el poder judicial, organismos autónomos se deben redoblar esfuerzos para desterrar actitudes discriminantes en aulas, centros de salud dependencias públicas e instituciones de justicia y promover la participación plena y su derecho a ser diferentes, a perseguir su propia visión de desarrollo, insistiendo en la educación y la cultura como “elementos que nos igualan y nos permiten aspirar a mejorar y transformar nuestra existencia”.

La diputada Juliana Felipa Arias Calderón detalló que el foro permitirá conocer los obstáculos para ejercer sus derechos, qué se requiere legislar para alcanzar el pleno desarrollo de las comunidades, cómo entender desde la Codhem lo que les ata y lastima, separa y margina, y advirtió que desde la LX legislatura local lucharán para que los derechos humanos de esos grupos sean una prioridad “Nunca más un gobierno sin nosotros los indígenas”; y la secretaria de la comisión legislativa de Asuntos Indígenas, pidió al presidente de la Codhem su colaboración y apoyo para la coordinación de trabajos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *