La Colmena ingresó a Redalyc

Foto 2La revista universitaria La Colmena, órgano de difusión cultural de la Universidad Autónoma del Estado de México que publica ensayos y artículos de investigación elaborados desde el ámbito de las humanidades, productos de creación literaria y reseñas, será incluida en el Sistema de Información Científica de la Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal (Redalyc).En entrevista, el director de la revista, Juan Carlos Carmona Sandoval, informó que el Comité Científico Asesor de Redalyc recomendó por unanimidad, la inclusión de esta publicación en la Red, al cubrir satisfactoriamente todos los criterios de calidad editorial considerados en la metodología para indización.
Ahora, detalló, La Colmena, que se edita trimestral desde diciembre de 1993, podrá ser consultada por investigadores, críticos, escritores, docentes y lectores en general del ámbito cultura humanista, en una de las bases de datos más representativas de revistas científicas de acceso abierto de Iberoamérica, que proporciona a las publicaciones máxima visibilidad, indicadores cienciométricos, aplicaciones y servicios con alto valor agregado.
La Colmena, dijo, surgió hace 22 años con un carácter meramente cultural y paulatinamente tomó un carácter hibrido entre la publicación de textos académicos y de literatura. Al inicio de la Administración 2013-2017, afirmó, se realizó un ajuste en las políticas editoriales y enfatizó la parte académica, principalmente para sistematizar el trabajo de dictaminación por pares ciegos.
Explicó que los artículos académicos o ensayos de investigación que mandaban los autores se empezaron a someter de manera sistemática al dictamen de pares, es decir, a especialistas que dictaminan los trabajos que someten los autores, y este trabajo empezó a notarse a través de la publicación de trabajos reforzados con las características de una publicación académica.
Lo mismo se hizo, precisó, con los trabajos de creación literaria, de tal manera que los poemas y los cuentos empezaron a ser dictaminados ya sistemáticamente por poetas y narradores prestigiados.
Lo anterior, consideró Juan Carlos Carmona Sandoval, tuvo excelentes resultados y la revista ingresó al Directory of Open Access Journals (DOAJ) y de ahí varias bibliotecas la consideraron en sus catálogos como publicación científica o académica de acceso abierto, lo que le ha dado mayor difusión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *