LA FUGA: INSULTO A LA INTELIGENCIA

Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo ha probado que no hay cárceles de máxima seguridad en el país, dado que se ha fugado de las únicas dos con ese membrete haciendo más evidente la corrupción y la inoperancia de toda la política de readaptación social o del supuesto castigo a la delincuencia.Nuevamente se habla de la impunidad, de las costosas prisiones, de los nulos beneficios de la captura de los grandes capos, porque afuera el crimen no para, la droga no se detiene y el dinero sucio sigue fluyendo. Volvemos al esquema del “país de no pasa nada”, no caen cabezas responsables de las fugas, los funcionarios penitenciarios son ‘renunciados’ pero sin castigo y sin proceso.
Otra vez la burla al sistema, a la que poco a poco nos hemos acostumbrado porque no hay otra forma de que el pueblo haga justicia ante la ineficiencia, ante los poderes facticos, ante la indiferencia del poder hacia la ciudadanía, ante la delincuencia acentuada por la pérdida de los valores y la permisibilidad de todo ante la autoridad preocupada más por el dinero que por las soluciones, más ocupada en negocios, que en el ejercicio del gobierno rector del bienestar.
En resumen, un insulto más a la inteligencia.

Capturar al dinero, no a solo a los delincuentes

Hace apenas unas semanas, platicamos con José Reveles, periodista autor de varios libros muy interesantes entre ellos “Levantones, narcofosas y falsos positivos”, o bien “Las manos sucias del PAN”, quien acudió a la ciudad de Toluca a dar una conferencia y compartir sus experiencias.
José Reveles indica que no puede pensarse en una guerra en las calles como la emprendió el pasado presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, porque solo le pega a los ciudadanos; es claro que tampoco se puede retroceder, pero hay que desmembrar las organizaciones quitándoles el poder económico, porque de nada nos sirve tener a todos los jefes de los grupos en la cárcel si no se les quita el dinero.
En ese momento comentaba, “de que nos sirve tener al Chapo en la cárcel, sino tenemos el dinero que dice la revista Forbes que tenía; los mil millones de dólares que dicen que tenía; que yo sepa no se los han quitado”.
El éxito advierte hubiera sido quitarle al Chapo los mil millones, las residencias, los aviones, las empresas, los coches y todo, porque si no, eso hubiera pasado al deportarlo a Estados Unidos.
Explica que es una guerra mal combatida porque no se está yendo a las raíces del problema, solo se hace como que se combate, pues no se acaba con la producción de droga ni con los grupos delincuenciales sino que al revés cada día se fortalecen más, hay más producción de drogas y más violencia porque hay impunidad.
Desde la óptica de José Reveles, la ecuación no funciona, porque cada vez se invierte más en seguridad, en policías, pero hay más producción de marihuana y de amapola que en países como Colombia, la solución real es quitarles el dinero porque eso va impedir que sigan contratando sicarios, comprando armas y aeronaves.
El periodista señala como indispensable quitarles la cobertura política de a de veras, sin ataques mediáticos ni partidistas, atacar la cobertura que le da el poder al narcotráfico, no ´permitir que ese dinero vaya a las campañas, porque sigue yendo y finalmente cortarles los lazos internacionales, porque el narco no es de un estado ni de la República ni de América, es de todo el mundo.
Al advertir que el dinero de la delincuencia organizada sigue llegando a las campañas indica que es a través de la compra de la franquicia de un partido para postular a ciertas personas afines como sucedió en Iguala, con José Luis Abarca.
El tema crucial es el dinero, dice el dicho “Sigue el tema del dinero y encontrarás a los responsables”, en el narco es lo mismo, en la fuga del Chapo es lo mismo, basta con seguir la línea del dinero.

Burlas y sospechas: PAN

“Me parece un burla, además genera demasiadas sospechas; es increíble que una obra de infraestructura como la que se dice que hay para la fuga de El Chapo Guzmán se haya hecho sin que nadie se diera cuenta”, afirmó el diputado local del PAN, Alfonso Bravo Álvarez Malo.
Es inverosímil que si el gobierno clausura cualquier obra pequeña por no contar con los permisos, a poco no se dio cuenta de que estaban haciendo una obra de ese tamaño a unos cuantos metros del Penal de Máxima Seguridad, pero en resumen es un tema que deja más dudas que respuestas.
“¿Por qué un mes después del proceso electoral?, ¿Por qué los operativos tan vistosos de forma tan tardía?, ¿por qué en el momento en que el presidente de la República está fuera del país?, ¿por qué la actuación tan lenta del Estado?, ¿dónde están los sistemas de Inteligencia?” comentó.
Agregó que la debilidad del Estado mexicano está basada en la corrupción, porque seguramente ‘alguien’ sabía de un túnel así, de un escape así y de una obra en proceso así, no se necesita ser un gran ingeniero para saber que se necesitan los planos, de un sistema de comunicación o un GPS y otras cuestiones que no se imaginan dentro de un penal de alta seguridad.
La única respuesta es “complicidad de alguien”, de varios, aunado a la falta de respuesta oportuna, porque solo salen a pedir perdón y afirmar que lo están buscando, pero en realidad no pasa nada. Se puede escapar el criminal más buscado y no pasa nada.
Finalmente, Alfonso Bravo advierte que no debe haber renuncias sino consignaciones, procesos penales y sanciones a todos los involucrados, a los que hicieron algo y a los que se hicieron de la vista gorda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *