La Maestría en Derechos Humanos y Emergentes, opción para nuevas y mejores formas de existencia y convivencia: CODHEM

  • Aportar para reducir las brechas de acceso a la justicia, igualdad y no discriminación, objetivo de la nueva Maestría impartida por la Codhem.
  • Jorge Olvera García y Eduardo Ferrer Mac-Gregor Poisot coincidieron en que la educación es prioridad en tiempos del COVID-19.

Toluca, Estado de México.- La educación en materia de derechos humanos es prioridad en estos tiempos de pandemia, cuando la exigencia ciudadana es que las instituciones del Estado se perfeccionen y reduzcan las brechas en el acceso a la justicia, la igualdad y no discriminación.

En ello coincidieron el ombudsperson mexiquense Jorge Olvera García y el ex presidente y actual juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Eduardo Ferrer Mac-Gregor Poisot, durante la inauguración de la Maestría en Derechos Humanos y Emergentes, única en su tipo en el país, impartida por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem).

Olvera García dijo que la ciudadanía demanda que la vigencia de los derechos humanos sea la columna vertebral en todos los ámbitos de la vida pública y privada, por lo que la preparación académica de alto nivel que representa dicha Maestría es una opción real para formar profesionales especializados que contribuyan a la generación de políticas públicas y estrategias realistas para transformar una realidad que ha topado con la indiferencia social e institucional.Asimismo, reconoció el apoyo del gobernador Alfredo Del Mazo Maza y de la Secretaría de Educación a la Codhem, para otorgar el Reconocimiento de Validez Oficial (RVOE) a la Maestría asumiendo con ello que la enseñanza en materia de derechos humanos es fundamental en los programas educativos, profundizando en su conocimiento, sus transformaciones, retos y paradigmas.

Afirmó que desde esta primera generación de estudiantes de la Maestría, la Codhem contribuye al logro de nuevas y mejores formas de existencia y convivencia humana en el Estado de México. 

Al dictar la ponencia magistral, el doctor Eduardo Ferrer Mac-Gregor Poisot, juez de la CIDH, afirmó que la pandemia de COVID-19 ha sacado a flote la pobreza, la pobreza extrema, la exclusión social, la discriminación y la violencia contra la mujer -incluido el feminicidio-, la crisis migratoria, la violencia y delincuencia, inequidades y desigualdad.

Ferrer Mac-Gregor lamentó que en la región de América Latina existan muchos grupos en situación de vulnerabilidad y que la pandemia haya agudizado su problemática, al desnudar las fragilidades como la insostenibilidad de un modelo de desarrollo basado en la desigualdad, en la extensión de la precariedad, la destrucción ambiental y el debilitamiento del multilateralismo y de la cooperación internacional.

Explicó que ese organismo internacional y la Codhem son hermanas ya que comparten el mismo objetivo: la promoción, divulgación y protección de los derechos humanos, una labor que aborda grandes retos; de ahí la importancia de la subespecialidad en Derechos Emergentes porque éstos tienen que ver con la pandemia que se vive y se padece.

Consideró que América Latina es la región más desigual del mundo y una de las más violentas; por ello, insistió: “no perdamos de vista el principio de igualdad y no discriminación, establecido en la Constitución mexicana, en la Convención Americana sobre Derechos Humanos y en los tratados internacionales, ni la nueva visión de derechos humanos y sus garantías que integra el mismo texto constitucional”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *