La rendición de cuentas, elemento fundamental del combate a la corrupción

 

La rendición de cuentas permite mejorar la gestión pública, hacerla más eficiente y cerrar los espacios donde emerge la corrupción, afirmó Jaime Hernández Colorado, director ejecutivo de la Red Temática del Programa Nacional de Investigación en Rendición de Cuentas y Combate a la Corrupción (Comunidad PIRC), durante su conferencia magistral “Rendición de cuentas en el ámbito municipal”.

El también maestro en Derecho Constitucional por el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales de España y licenciado en Política y Administración Pública por el Colegio de México apuntó que la rendición de cuentas y la trasparencia no son suficientes para combatir la corrupción, pero sí son condiciones necesarias.

Con la asistencia de la diputada Juliana Felipa Arias Calderón, del Grupo Parlamentario de Encuentro Social, el ponente destacó que la rendición de cuentas permite fortalecer la posición de los ciudadanos frente a la autoridad y enumeró como sus eslabones: los archivos, la información pública, la asignación presupuestal, la contabilidad, las compras, el monitoreo, la evaluación y la fiscalización.

En este sentido, transparencia, rendición de cuentas y combate a la corrupción, detalló, son elementos que deben existir unidos como parte de una estrategia integral para combatir la corrupción, a la que se integra la vigilancia ciudadana, el derecho al acceso a la información, la denuncia, la investigación y la sanción.

Expuso que la solución al problema de la corrupción no sólo se encuentra en la vigilancia, investigación y sanción, sino también en el fortalecimiento de la ciudadanía para monitorear las acciones de gobierno y en la consolidación de los mecanismos institucionales para investigar y sancionar.

En el salón Narciso Bassols de la sede legislativa, ante servidores públicos municipales y estatales, el también autor de diversas publicaciones en esta materia, propuso un modelo municipal de rendición de cuentas integrado por cuatro etapas, las cuales consideran la transparencia legal como base mínima, la mejora de la gestión y buenas prácticas en todos los ámbitos, políticas de transparencia proactiva, gobierno electrónico y procesos administrativos simplificados.

El titular de la Contraloría del Poder Legislativo, Victorino Barrios Dávalos, recordó que la rendición de cuentas es un deber legal y ético de los servidores públicos. No informar con claridad a los ciudadanos hace que los funcionarios públicos gocen de poca credibilidad y que las instituciones públicas parezcan disfuncionales, indicó.

El contralor ofreció que la dependencia que encabeza recibirá denuncias anónimas para quienes evitan quejarse por miedo a las consecuencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *