Los reportes de los Secretarios de Finanzas y Desarrollo Social, son contradictorios, uno dice que hay finanzas sanas y el otro que hay millones de pobres; es decir gobierno rico y pueblo pobre: AC

  • Para muchos mexiquenses hablar de una mejor calidad de vida es un deseo, para otros más, es sólo un sueño.

Durante la comparecencia de Eric Sevilla, secretario de desarrollo social del gobierno del estado, la diputada Araceli Casasola señaló lo contradictorio que resultaban hasta el momento algunos de los reportes que secretarios estatales estaban presentando, en el marco de comparecencias del informe del primer año de gobierno de Alfredo del Mazo.

Explicó, que en primer lugar lo dicho hace unos días por el secretario Rodrigo Jarque, de que las finanzas del Estado de México gozaban de buena salud y por otro lado, hoy el titular de desarrollo social reconocía los millones pobres que existen en tierras mexiquenses, por lo cual destacó “vaya forma de gobernar de la actual administración, teniendo finanzas sanas en su administración, pero allá fuera, millones de pobres”.

“Ahí están las cifras proporcionadas por el CONEVAL, nos indica que tenemos aproximadamente los ocho millones de personas en condiciones de marginación, pobreza y pobreza extrema en el Estado de México”, aseveró.

La legisladora, manifestó que la Secretaria de Desarrollo Social es una de las instancias más delicadas, que requieren mayor atención, cuidado y responsabilidad; reconoció que han existido avances en educación, en el nivel básico y en materia de salud, no obstante, a pesar de la gran inversión pública y de los programas implementados en el la entidad, la falta de calidad en estos servicios es abismal.

“Es una lástima que miles de familias no tengan garantizado su derecho a la alimentación; derecho fundamental y humano para que cada integrante de ellas realice sus actividades de la mejor manera” comentó.

Reiteró, que al hablar de desarrollo social nos enfrentamos a un tema complejo que requiere sensibilidad política y social, sino se cuenta con dichas capacidades los esfuerzos serán en vano y darán como resultado la mala orientación de los programas sociales.

La diputada cuestionó al secretario sobre el llamado “Salario Rosa” y sus mecanismos de asignación, es decir, de qué manera la Secretaria de Desarrollo Social tiene certeza de que el apoyo llega a quien realmente lo necesita, mujeres que se encuentran debajo de la línea de bienestar, y no sólo responde a beneficio propio del gobierno en el poder.

“La aplicación de muchos programas sociales vigentes parecen tener un sesgo clientelar, inducir o garantizar votos en los comicios, más que buscar el bienestar de la gente, contrario a lo que el Ejecutivo estatal se comprometió, los resultados logrados en el primer año de gobierno, en desarrollo social, son mínimos ante la magnitud de los retos y de lo que merece la población del estado”.

Araceli, concluyó no sin antes hacer notorio su escepticismo sobre los resultados y beneficios de la aplicación del Salario Rosa, Casasola sostuvo que dicho programa fue improvisado con fines electorales y que difícilmente ayuda a resolver las necesidades mínimas de las familias en extrema pobreza, por lo que aseveró “nuestros hijos comen los 365 días del año, no sólo en épocas electorales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *