REFORMA EDUCATIVA, ¿PUDO EVITARSE?

elba-estherA casi dos años de haberse aprobado la reforma educativa y casi en la víspera de la evaluación educativa, la pregunta más recurrente del magisterio y de algunos otros sectores estriba en saber si pudo evitarse su discusión, promulgación y puesta en marcha siendo uno de los ejes del presente sexenio y parte integral de las reformas estructurales.
Cuando el pasado 26 de febrero de 2013, se detuviera a la dirigente nacional del SNTE, Elba Esther Gordillo Morales en el Aeropuerto Internacional de Toluca por un presunto desvío de recursos y otros delitos que a la fecha no le han sido comprobados, como el de delincuencia organizada, muchos sectores festejaron el hecho, sobre todo la disidencia magisterial.
Muchos otros sectores lo vieron natural, pues cada sexenio le imprime su sello tomando una determinación de este tipo y ejemplificaban los casos de La Quina el ex líder de los trabajadores petroleros en el periodo de Carlos Salinas o bien su hermano Raúl Salinas de Gortari, preso acusado por los delitos de enriquecimiento ilícito o desvíos en la extinta Conasupo, pero hoy libre de todos estos cargos.
Nadie vislumbró que la caída de la maestra, Elba Esther Gordillo pudiera significar un golpe al magisterio en el país, se pensaba que era un hecho aislado justificado en los excesos personales de la ex líder del SNTE. Con la dirigente del sindicato magisterial más fuerte en México, comenzó el movimiento para aprobar la reforma educativa que todos repudian por punitiva y laboral, que no impactará en los contenidos ni en los planes de estudio y mucho menos en la calidad educativa.
En ese momento, los maestros y sus movimientos seguían siendo como cada año por los ajustes salariales y prestacionales, saltaban a la vista de la opinión pública nacional los estados de Oaxaca, Guerrero y en menor medida Michoacán, sin embargo, el resto del país no se preocupó por la discusión de la Reforma Educativa en el Poder Legislativo federal.
La iniciativa presidencial se presentó y fue aprobada en el pleno, y luego fue ratificada en los estados de la República, sin que las movilizaciones y manifestaciones se desbordaran como hoy urgen algunos disidentes ante la inminente evaluación.
La Reforma Educativa ¿pudo evitarse? posiblemente sí. Pero en por lo menos 27 estados del país, la disidencia dormía y en aras de que mejorara realmente la calidad educativa muchos otros sectores –como el legislativo-, la dejaron pasar sin saber a ciencia cierta lo que pasaría con la tan impulsada evaluación para la permanencia.

Protesta a destiempo y con violencia
El pasado 24 de junio, Pseudomaestros y estudiantes de la Escuela Normal de Tenería vandalizaron las instalaciones de la sección 17, Valle de Toluca del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), al grado de prenderle fuego a la puerta principal del inmueble, que tuvo que ser apagado desde el interior por los sindicalistas.
Primero los manifestantes marcharon por las principales calles de la ciudad de Toluca para protestar en contra de la reforma educativa, los muertos y desaparecidos de Ayotzinapa e incluso por los jornaleros de San Quintin en Baja California.
Los manifestantes en su mayoría estudiantes de la normal de Tenería ubicada en Tenancingo hicieron pintas en edificios cercanos como la notaria de Gabriel Ezeta Moll, trataron de quitar la herrería de las jardineras aledañas y finalmente prendieron fuego a prendas sindicales, banderas y pancartas, no sin antes arrojar gasolina a la puerta de las oficinas sindicales.
Una y otra vez aseguraban que existían condiciones para que el líder sindical, Gustavo Michua y Michua saliera a recibir un oficio, pero ellos mismos se encargaron de aventar piedras, palos y botellas de agua hacia el interior e incluso aunque su protesta era contra el SNTE, hubo quien rompió vidrios de casas y edificios de enfrente que nada tenían que ver con el magisterio.
Ciudadanos se mostraron molestos y comentaban “estos no son maestros, son vándalos, estos negocios no tienen nada que ver con el SNTE, por qué los agreden? Sus oficinas están enfrente no acá”; algunos comerciantes se quejaron pues aseguran que las ventas están bajas y con este tipo de protestas mucho más, pues la gente se espanta.
Finalmente, los manifestantes se retiraron del lugar al no lograr provocar que la dirigencia sindical saliera o pusiera en peligro las instalaciones sindicales, pues en otros estados ya han sido vandalizadas, saqueadas y demás, en aras supuestamente de la movilización contra la reforma educativa que fue aprobada en la Legislatura federal, no en las instancias sindicales.

SNTE abierto al diálogo: Gustavo Michua
El Comité Ejecutivo de la. Sección 17, valle de Toluca del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), todo el tiempo ha dado muestras claras de apertura al diálogo, siempre que este sea con respeto y en igualdad de condiciones, así lo manifestamos hoy y lo seguiremos haciendo.
Así se expresó el dirigente sindical, Gustavo Michua y Michua ante las protestas de algunos maestros disidentes y estudiantes de la Escuela Normal de Tenería, que intentaron quemar la puerta y parte de las instalaciones, además de perpetrar varias agresiones contra los maestros sindicalizados que se encontraban en el edificio sindical.
Explicó los manifestantes llegaron poco después de las seis de la tarde del 24 de junio, cuando ya las puertas estaban abiertas y había en el interior trabajadores solicitando ser atendidos. “En su petición al diálogo se mostraron puertas abiertas de parte del Comité Seccional y ellos respondieron con agresiones por lo que, salvaguardando la integridad física de quienes estábamos adentro, se tuvo que cerrar la reja”, aclaró.
La reacción de ellos, agregó, fue arrojar objetos a quienes estábamos resguardando el edificio y fue entonces cuando uno de ellos, Óscar Cuento, arrojó un garrafón con gasolina por encima de la reja, derramándose su contenido sobre quienes estábamos adentro
Lo grave, dijo Michua y Michua, fue que le prendió fuego poniendo en riesgo la seguridad de mucha gente y el propio edificio sindical.
“La reacción inmediata fue accionar los extinguidores y es el humo que se observa en algunas fotos y lo que ellos, los que estaban afuera ahora señalan como agresión con gases lacrimógenos” clarificó.
El secretario general del SNTE en la sección 17, señaló que, “es nuestra responsabilidad salvaguardar el Sindicato y su patrimonio, fuimos nombrados democrática y estatutariamente y como tal asumimos la responsabilidad de preservar los derechos de todos los trabajadores y a ellos, a la base trabajadora, es a la que hemos rendido y rendiremos cuentas”.
Hago un llamado a todos para construir un sindicato sólido, fuerte, comprometido y acorde a los retos que el presente nos impone, puntualizó anexando que, reprueba los hechos ocurridos porque no representan la mejor vía para la construcción de acuerdos, porque no es el ejemplo ni las actitudes que ofrecen los verdaderos docentes quienes si están comprometidos con la educación de los niños y los jóvenes del Valle de Toluca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *