Repetición de mentiras para que se conviertan en verdad

Por Nery Gutiérrez Cruz

Dirigente de Antorcha en la zona de Santa Elena, Chimalhuacán, Estado de México

Castigo inevitable por la creación de negocios lícitos, esta parece ser la consigna en boga contra los cuales arremeten más de seis diarios de diversos puntos del país. Cito algunos: el 19 de agosto del 2020, el columnista Carlos Gómez de “rotación diario.com“; 20 de agosto Martín Hernández Alcántara en la “Jornada del oriente”; 21 de agosto del “Diario Cambio” con David Meléndez; 26 de agosto el portal digital “qsnoticias.mx” de Juan Gabriel y 27 de agosto en “digitalmex.mx” y 28 de agosto en “E-consulta.com”.

Todos ellos son campeones en repetir y repetir las mentiras de Santiago Nieto y de su Unidad de Investigación Financiera (UIF), la cual encabeza, pues no hay un esfuerzo de objetividad y de equilibrio. Confían tal vez en que repitiendo una y otra vez la misma mentira, podrán llegar a convertirla en verdad sin antes llevar a cabo un juicio en tribunales y respetando el debido proceso.

No cabe duda que la congelación de cuentas a “líderes antorchistas” y el “linchamiento mediático en nuestra contra no obedece al combate a la corrupción sino una maniobra electoral ordenada desde las altas esferas del gobierno de la “4T”.  Si fuera genuino el combate a la corrupción, antes que a nuestra organización, debería haberse juzgado y condenado ya el caso de Pío López Obrador, hermano del presidente, quien de 2013 al 2018 recibió sumas millonarias para “fortalecer” al naciente partido de morena, lo cual es un acto ilegal de acuerdo a ley de partidos políticos registrados en el Instituto Nacional Electoral (INE).

Un medio publicó unos videos de Pío López Obrador, hermano del presidente de México, recibiendo dinero en efectivo de un operador político. Todos esperamos, escándalo, mea culpa, renuncias, investigaciones. Pero no pasó nada, solo silencio total del caso.

Sin embargo, de buenas a primeras al Movimiento Antorchista se le congelaron cuentas sin tener pruebas fehacientes e irrefutables sobre que sean de procedencia ilícita. A usted, amigo lector, le dejamos la contestación de la pregunta ¿Por qué teniendo pruebas irrefutables, que demuestran cómo Pío López Obrador recibió dinero, pero hasta ahora no se ha juzgado y menos investigado y, por el contrario, sin tener prueba y sustento alguno, arbitrariamente la UIF congela cuentas de una organización social como Antorcha? Muchos pensarám que es el combate a la corrupción de la 4T, pero en realidad es un vil linchamiento y persecución a los enemigos políticos del gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, quien utiliza a la UIF como si fuera su propio tribunal de la santa inquisición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *