Aula Política – Problemas matemáticos y lenta transparencia

Por Julio Requena

Mi maestro me dijo que los números en las matemáticas siempre son exactos, pero en política siempre son engañosos. Eso se prueba cada día en las cifras de seguridad, de combate a la delincuencia y avances en porcentajes comparativos con el mismo periodo del año anterior. Ese es el caso de la evaluación en seguridad que platicaron el mandatario mexiquense, Alfredo Del Mazo Maza y el presidente de la república mexicana, Andrés Manuel López Obrador en el municipio de Valle de Bravo.

Va el ejemplo: el gobernador apunta una reducción de 5 puntos porcentuales en los delitos de alto impacto, es decir, homicidios, secuestros y delitos con violencia, por lo que del 100 por ciento de los delitos antes era un 36 por ciento y ahora es un 31 por ciento, lo que da la impresión de que pese a la baja de estos números se aumenta en otro tipo de delitos menos graves. O sea no hay una disminución de la delincuencia sino un registro diferente.

Supongamos que el año pasado hubo 100 delitos y de esos 36 fueron de alto impacto, pero este año hubo 200 delitos de los cuales el 31 por ciento fueron de alto impacto, entonces fueron 62 casos, pero un porcentaje mucho menor. Entonces ¿cuál disminución del índice delictivo hubo? La claridad vendría al afirmar que el año pasado se registraron mil delitos y este año solo hubo 500, esa si sería una disminución, pero en porcentaje es un chiste mal contado.

Se habla de mas de 10 mil unidades del trasporte público que cuentan con cámaras, botón de pánico y conectividad al C4 y una disminución del delito de robo a los usuarios, pero la ciudadanía registra un aumento diario en este tipo de fenómenos delincuenciales. Las autoridades hablan de la creación de más de 200 corredores viales o de rutas seguras en el Estado de México, y la gente se pregunta dónde, porque el camión o taxi o combi que toman todos los días sigue siendo asaltado por lo menos cada tercer día.

La gran pregunta es como le explicamos a la población que las cifras que se muestran en las gráficas y estadísticas gubernamentales no son sacadas de la manga, pues no corresponden a la realidad que viven muchos de los mexiquenses, es más los ciudadanos no alcanzan a percibir una disminución en la inseguridad ni siquiera del 5 por ciento.

El gobierno estatal reporta que la delincuencia esta asentada en 28 municipios del Estado de México, principalmente en la zona courbada a la Ciudad de México, entonces, qué sugiere que la gente cambie su lugar de residencia a otros sitios con menor incidencia delictiva, o bien que acepte que en estos 28 municipios no se puede hacer nada porque la delincuencia ha superado a las autoridades.

El ciudadano de a pie preferiría no saber de disminución en porcentajes, ni comparado con el año pasado o el antepasado, sino que como partidario del aquí y el ahora quisiera escuchar las cifras reales de su municipio y que la disminución se note en el número de sucesos lamentables y no solo en tablas de powerpoint o excell.

Por otra parte, el gobierno federal de AMLO anunció el desplazamiento de 20 mil elementos de la Guardía Nacional al Estado de México de forma permanente para abatir los índices delictivos y hacer lo que hasta ahora no se ha hecho. Dicho número suena a una expectativa espectacular, pero en cifras de elementos por número de población casi les tocaría de a 100 mil habitantes por cada elemento.

Difícil es hablar de seguridad desde la visión de elementos, patrullas, operativos y armas, porque siempre las cifras estarán a favor de los delincuentes, quienes tienen más armas, más vehículos y más elementos. Habría que apelar a los valores familiares, sociales y la reconstrucción del tejido social de forma profunda, acompañada de verdadera inteligencia policial y ataque quirúrgico a los grupos.

Para la libreta de tareas… no hay que perder de vista que en el mes de septiembre se llevará a cabo el Segundo Informe de Labores de Alfredo del Mazo, donde la ciudadanía considera ya fue tiempo suficiente para sentar las bases de lo que será su sexenio, lamentablemente solo se habla de la Tarjeta Rosa sin fondos o fundamento, dado que en dos años no ha alcanzado la meta esperada anual y quizá no alcance a cubrirse ni los 600 mil beneficiarios que se prometieron en el inicio del periodo.

Ojala que el mandatario mexiquense prepare un anuncio espectacular de su gobierno, un golpe de timón que lo acerque a la sociedad que votó por él o por lo menos que, el grupo que lo llevo al poder no se avergüence de haberlo impulsado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *