Aula Política – ¿Todo planchado? ¿En serio?

Aula Política

Por Julio Requena

El estado de México constantemente está mandando un mensaje al país, a la clase política nacional e incluso a sus mismos correligionarios del mandatario mexiquense, Alfredo del Mazo Maza, los priistas que todos los días tienen mayor claridad: el PRI está perdido y seguirá perdiendo, en un pacto interminable con MORENA.

El mensaje se acentúa con la futura entrega de la gubernatura a un partido diferente al que hoy gobierna, pues digan lo que digan, los mismos priístas, existen serias dudas del trabajo que se está haciendo para poder ganar o por lo menos atenuar la derrota en el 2021, en el 2023 y desde luego en el 2024.

Ningún gobernador priísta se ha opuesto claramente al gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador, por el contrario, cada encuentro con el presidente de la República ha sido terso y tranquilo, bajando la cabeza y aceptando todas las condiciones, al grado de que se entiende que el Estado de México pasará a manos del MORENA en el 2023, sin sobresaltos, con un candidato o candidata perdedora. Sin arriesgar nada.

La idea que se está formando a raíz de este mensaje es que todo está planchado, que no es necesario trabajar en otro escenario, dado que el pacto ya está firmado desde 2018 y ha sido aceptado por ambas partes, tanto el que va a ganar como el que va a perder. De ahí sobrevienen otros esquemas donde el PRI presenta nula oposición en el Poder Legislativo y por el contrario trata de sacar algunos temas de la mano de MORENA para que al final puedan ser realidad algunas de las iniciativas del tricolor.

En los municipios, los actores políticos empiezan a dudar de la fuerza con la que entrarán al proceso electoral de 2021 dado que la debilidad que muestra el gobernador frente a MORENA no les ayuda y pese a que todos los días se habla del debilitamiento de López Obrador, en las encuestas y en los municipios sigue están arriba en el gusto de la gente.

PARA LA AGENDA… Por si fuera poco, a los brillantes políticos del país y del Estado de México se les ha ocurrido hablar de una posible alianza del PRI, con el PAN y sumar al PRD para poder hacer un frente común ante MORENA, lo que solo acentúa el hecho de que reconocen la fuerza de los posibles candidatos morenistas, al grado de que necesitan juntarse tres o más para poder ser competitivos.

Algunos perredistas están en contra de repetir la alianza con el PAN, y mucho menos con el PRI, por lo que de concretarse buscarían otras opciones para participar en lugar de apoyar al proyecto bizarro de todos unidos contra MORENA.

En otros estados, como Michoacán donde ya se habla también de la alianza PRI-PAN-PRD, la condición que han impuesto es que no encabece el PRI, y curiosamente los priístas han bajado la cabeza aceptando esa posibilidad sin consultar a la militancia y ahí es donde hay que comentar que la decisión de unirse de estos tres partidos ha sido tomada en la cúpula y no consultada con las bases a las que supuestamente se deben.

En el Estado de México, afirman que ya está planchada la alianza entre el PRI y el PAN, cuyo candidato seria el alcalde de Huixquilucan, Enrique Vargas, por lo que esperan que el PRD se sume sin cuestionar para poder hacer frente a MORENA en el 2023, pero de tan planchado el asunto podría comenzar a arrugarse. AGUAS.

PARA EL CUADERNO DE CIVISMO… habría que comentar que la derrota del PRI es tan anticipada que muchos hablan de que los futuros candidatos a presidentes municipales y diputaciones, tienen perfil perdedor para facilitarle el camino a MORENA y seguir en el camino de desaparecer al PRI de una vez por todas, sin dignidad ni tiento.  Será???

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *