Clausuran comedor comunitario y afectan a cientos de familias vulnerables

  • La presidenta municipal Xóchitl Flores Jiménez hizo uso de la fuerza pública para desalojar comedor comunitario.

Chimalhuacán, Estado de México.- Habitantes del barrio Transportistas de Chimalhuacán, denuncian que sufrieron el desalojo de las instalaciones donde se ubica el comedor, que se encuentra en la calle Ciruelo y Avenida México. La fuerza pública, fue utilizada para echar a las cocineras, comensales, usuarios y vecinos.

En el lugar se atiende a familias humildes que carecen de recursos económicos, se da alimentos a más de 50 familias, el apoyo consiste en el desayuno y la comida, aportan una cuota de recuperación de 15 pesos y se ayuda a familias que no pueden pagar entregando los alimentos de manera gratuita.

La administración anterior daba el pago del gas y otros insumos, además de entregar; frijol, arroz, lenteja, huevo, etc., con ello se proporcionaba la alimentación de más de 100 familias, ahora sólo con la cuota de recuperación se tienen que elaborar los alimentos y las familias atendidas han disminuido, informó Fulgencia Rodríguez Ramírez, presidenta del comité de alimentación.

Los afectados lamentan las acciones de la administración morenista, perjudican a cientos de personas humildes, el comedor comunitario era una alternativa para alimentar a las familias. Fulgencia Rodríguez, comenta que no les notificaron del desalojo y con esta acción perjudican a los más pobres del barrio, quienes tenían un lugar seguro para comer.

Inés Torres vecina de la calle Ciruelos expresó que el comedor es de ayuda para las personas humildes. “Cuando no tenemos dinero vamos y nos dan la comida, más de una vez he tenido que ir con mis hijos a comer, los alimentos son sencillos, pero sanos. Las autoridades anteriores daban alimentos pero ahora con esta presidenta no tenemos nada y la ayuda que sí teníamos, la quita, no es justo”.

Rosa Rodríguez cocinera del comedor comunitario, comenta que los policías, los desalojaron de manera violenta, cambiaron chapas y mantienen cerradas las instalaciones, perjudicando a la comunidad pobre del barrio Transportistas.

En el lugar también se daban algunos talleres a la comunidad; danza, zumba, música, clases de regularización a niños, etc., ahora el edificio esta clausurado por la policía municipal, en donde alojaron al grupo relámpago, dañando a las familias vulnerables de la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.