DIVERTIDO VIAJE POR LA TRADICIÓN ORAL MEXICANA

La tradición oral mexicana está llena de leyendas, cuento e historias que han perdurado a través de los siglos transmitiéndose de generación en generación en las distintas regiones que comprenden el territorio nacional. En ocasiones, el origen de estas historias se remonta a la época precolombina y abarcan desde mitos y leyendas, hasta fábulas, cuentos e historias de terror.Dentro del programa dedicado a las artes escénicas del Festival de las Almas, la compañía de teatro independiente Vereda se presentó en el Auditorio “Manuel Hinojosa Giles” de la Escuela Primara Joaquín Arcadio Pagaza en Valle de Bravo, para compartir con el público su proyecto “Cuentos de boca en boca”, espectáculo escénico basado en la colección de cuentos tradicionales mexicanos editados por el Consejo Nacional de Fomento Educativo.
“Los duendes mariachis”, de la serie “Así cantan y juegan en el sur de Jalisco”, fue la primera historia contada e interpretada por los cinco actores que conforman esta compañía. Utilizando únicamente movimientos corporales, gesticulaciones, sonidos y posturas, los artistas logran llevar al espectador a la casa donde unos niños abandonados por sus padres son visitados por estos seres, escenarios y situaciones en los cuales la imaginación del público marca el límite.
A través de un exquisito lenguaje corporal, los actores logran una representación de todos los elementos escénicos necesarios para representar estas historias, desde el vestuario, los objetos de la escenografía, hasta animales, paisajes y ambientes según lo demande la historia, de esta manera el espectador puede transportarse en cuestión de minutos de La Rumorosa en Baja California a la selva del sureste con la destacada labor sobre el escenario de los integrantes de la compañía Vereda.
La terrorífica historia de la enfermera Eva, que ayuda a enfermos en La Rumorosa y que ocasionalmente se aparece a quienes viajan por esta carretera, así como la historia de las brujas que habitan en la zona del Mayab, mantuvieron en suspenso al público, integrado por familias que tradicionalmente acuden a este auditorio a disfrutar de las representaciones teatrales que se llevan a cabo en el marco del Festival de las Almas.
Previo a la interpretación de los cuentos, los actores cantaron una melodía basada en canciones tradicionales mexicanas, cuyo ritmo correspondía a la zona, por lo que para la interpretación del último cuento “Tío conejo”, los integrantes interpretaron un son, para dar paso a la divertida historia veracruzana del astuto animal que logra engañar a más de uno. Basado en la técnica del espacio mínimo, tan necesaria en una época en la que la inmediatez y simplificación de los procesos está tan presente en la niñez, el público vallesano reconoció con un prolongado aplauso de pie el trabajo de estos jóvenes mexicanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *