Llama CODHEM a la sociedad a ser empática y solidaria con las personas defensoras de Derechos Humanos

  • Son enlace entre la sociedad civil y el sistema de protección de ddhh.

Toluca, Estado de México.- La Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), hace un llamado a fomentar la empatía y la solidaridad con activistas y personas defensoras de derechos humanos, y a fortalecer de este modo el objetivo de visibilizar las situaciones de injusticia, combatir la impunidad e impulsar procesos democráticos, sin esperar nada a cambio, señaló el jefe del Departamento contra la Discriminación, Ernesto Montes de Oca Bernal.

Durante la conferencia dictada a distancia sobre “Derechos de activistas y personas defensoras de derechos humanos”, explicó que es defensor o defensora de derechos humanos toda persona que defiende y procura el ejercicio de los derechos humanos y las libertades fundamentales reconocidos nacional e internacionalmente, o quien actúa de forma individual o colectiva para proteger a los de grupos en situación de vulnerabilidad.

Las y los defensores de derechos humanos, dijo, son un enlace entre la sociedad civil y el sistema de protección de los derechos humanos, y la mayoría de las veces trabajan de manera independiente, con recursos propios y su labor deriva de haber sido víctimas directas o indirectas de algún tipo de violencia contra los derechos humanos, como es el caso de personas indígenas, de diversidad sexual y familiares de desaparecidos, entre otros.

“Su papel radica en denunciar y poner en evidencia a quienes abusan de su posición de poder o autoridad, destapan violaciones de derechos humanos, los someten al escrutinio público y presionan para que las y los responsables rindan cuentas, por ejemplo, en casos de feminicidio, asesinato de campesinos, entre otros”.

Detalló que a veces sufren amenazas continuas, el intento por desacreditar su trabajo, el encarcelamiento injusto hasta la tortura e incluso el asesinato, además de que la advertencia para detener su labor se extiende a sus familiares.

En 2019 se registraron más de 30 asesinatos de activistas, defensoras y defensores de derechos humanos principalmente en el sureste de México; y la organización Front Line Defenders reportó que 70% de ellos se dedicaba a la protección del medio ambiente.

Por ello es necesario que la sociedad esté consciente de que muchas veces exponen su integridad física y hasta su vida pues son blanco de ataques, principalmente quienes luchan por encontrar a personas desaparecidas, por los derechos de mujeres y la comunidad LGBTTTI; además de solidarizarse cuando realizan manifestaciones, porque es la única vía de visibilizar la problemática.

Por último, comentó que gracias al activismo se han logrado legislaciones como la llamada Ley Olimpia que sanciona la violencia digital y se tipificó el feminicidio, sin embargo, hay muchos más problemas que requieren atención urgente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *