Piden frenar arbitrariedades y cobros excesivos por contubernio entre policías de tránsito estatal, corralones y policía estatal

  • La protesta y marcha de concesionarios de transporte público y de carga, así como de particulares, es una demanda justa y un llamado al gobierno del estado: Unidos por un Mejor País.
  • Si el gobierno del estado no escucha nuestras demandas, tomaremos y clausuraremos simbólicamente corralones y Movilidad: Concesionario de transporte

Cansados de las extorsiones, cobros indebidos por arrastre de grúas y tarifas a modo en corralones, esta mañana se manifestaron en distintos puntos del municipio cientos de concesionarios del transporte público y de carga, así como automovilistas particulares, quienes exigen la salida de elementos de la policía de tránsito, estatal, así como la puesta en marcha de un corralón en Nezahualcóyotl.

Carmen de la Rosas García y Epifanio López Garnica, integrantes de la Agrupación Política Nacional Unidos por un Mejor País, respaldaron y se solidarizaron con la demanda y protesta de los trabajadores del volante, argumentando que es una causa justa, pues los abusos de parte de corralones y policías de tránsito y vialidad, ha llegado a límites que ya no pueden continuar.

Señalaron que siempre estarán del lado de este tipo de acciones para evitar que los grupos más vulnerables sean objeto de abusos por parte de alguna autoridad y que como agrupación política tomarán diversas acciones en apoyo a este sector y de la población que se ha visto afectada por este tipo de actos de corrupción. 

Por su parte, Ernesto García Tejeida, representante de la Unión de Concesionarios Colectivos Ruta 65, explicó que esta movilización es consecuencia del hartazgo de los trabajadores del volante y de la ciudadanía en general, quienes sufren el embate de policías estatales, los cuales no tiene facultades para realizar labores de tránsito, pero aun así están a la caza de automovilistas a través de supuestos retenes, para bajo cualquier pretexto, extorsionar a los conductores

Lo mismo ocurre con policías de tránsito, quienes en contubernio con concesionarios de grúas y en ocasiones con Ministerio Público, envían los vehículos a los corralones, donde por un sólo día de estancia de la unidad, les cobran hasta 5 mil pesos para poder recuperarla.

Son cobros arbitrarios que fijan los encargados de los corralones, además que cuando el conductor acude a recuperar su unidad, se encuentra con que ya ha sido desvalijada y nadie se hace responsable de ello, incluso, si la unidad permanece varios días, el concesionario prefiere perder la unidad al ser impagable el cobro que le quieren hacer, añadieron.

Aseguraron que Movilidad estatal no ha podido o querido meterlos en orden, por ello, dijeron, le hacen un llamado para que terminen estas arbitrariedades. 

Más de los 7 mil conductores del transporte público, cientos más de carga y miles de particulares, piden se instale un corralón en Nezahualcóyotl para que haya un mejor control y se terminen las extorsiones, por lo que solicitaron al gobierno municipal apoyar esta demanda que mucho ayudaría en la solución de este añejo problema.

Desde temprana hora, los concesionarios del transporte se ubicaron en las inmediaciones del metro Peñón Viejo, donde posteriormente marcharon hacia la Glorieta del Coyote, donde ya los aguardaban más concesionarios e integrantes de la Agrupación Política Unidos por Un Mejor País, quienes se unieron a su causa y pidieron el cese de los abusos por parte del personal de grúas y en corralones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *