Por dinero y por poder, disputa en Nueva Alianza y Sección 36 SNTE

La lucha interna en el Partido Nueva Alianza del Estado de México entre Mario Cervantes Palomino y el diputado local, Rigoberto Vargas Cervantes es por poder y por dinero, dejando de lado la representación real de los maestros mexiquenses, de quienes se han olvidado, dejando de pelear por mejores condiciones de vida para el magisterio federalizado al que han intentado usar para validar tanto los embates de unos y otros, solo para tratar de quedarse con la dirigencia y el presupuesto partidista.

Cabe mencionar que apenas hace unos meses, en noviembre y diciembre del año pasado, los maestros federalizados recibían presiones, acoso y violencia para que se sumaran a apoyar el proyecto de Rigoberto Vargas en la sección 36, Valle de México del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) para imponer una de sus gentes cercanas para que lo encubra, al diputado se le ha ido acabando el tiempo para aceptar la inevitable elección interna para renovar la secretaria general de dicho sindicato.

De igual forma, los maestros federales, fueron usados durante los primeros meses de 2022 para orquestar un cambio de dirigencia partidista en un congreso ‘echizo’ que al final fracaso, dado que Cervantes Palomino tiene el respaldo del Gobierno del Estado y conoce mejor la normatividad interna, por lo que también ha usado a miembros turquesas para responder a los intentos de Rigoberto Vargas.

Y en medio de toda esta lucha “fraticida” han quedado los maestros quienes han denunciado presiones por parte de las dirigencias sindicales de la sección 36 y 17 del SNTE, para cuestiones de partido, cuando realmente los docentes no quieren involucrarse en otras actividades que no sean las que les exige la Educación Pública, porque no tienen la necesidad de ser piezas del ajedrez político, mientras sus necesidades básicas y laborales siguen siendo postergadas.

Los profesores federalizados se preguntan, ellos qué ganan con que uno u otro ganen la dirigencia turquesa en el Estado de México, por el contrario, quisieran que ya los dejen en paz y de pasada que de una vez se vayan quienes desde las dirigencias sindicales los presionan y usan para otros fines. Los maestros piden a gritos la renovación de la secretaría general del SNTE 36 Y 17 y que el partido Nueva Alianza ya dejé de verlos como botín político.

Demandan de ambos, que se pongan a trabajar para mejorar las condiciones laborales y de vida de los maestros, dado que su lucha hasta ahora es claramente por poder y por dinero, y sus roces, declaraciones y posicionamientos solo buscan fines personales, no de gremio, ni de ciudadanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.