Reactivación de actividades cotidianas con medidas sanitarias, tras cambio a semáforo naranja

Nezahualcóyotl, EdoMéx. – A más de 150 días del encierro social y comercial por la actual pandemia de Covid-19; establecimientos, puestos ambulantes y servicios no esenciales, catalogados así por el gobierno Federal, fueron obligados a cerrar o no brindar atención a la población, creando una gran crisis económica por todo el país. Con un aproximado de 15.7 millones de personas desempleadas en México por esta crisis sanitaria, se vio afectado el 65.1% de los ingresos dentro de los hogares.

El municipio de Nezahualcóyotl no es excepción de esta problemática, tras el mes de abril se realizaron distintos operativos por parte del ayuntamiento acompañados por la guardia nacional en el cierre de establecimientos, levantamiento de ambulantaje y tianguis, con el motivo de que el municipio encabezaba la lista de contagios positivos y defunciones dentro del Estado de México, afectando así a los habitantes arrebatandoles de los pocos ingresos que se tenían durante la pandemia; si bien el alcalde de esta entidad, Juan Hugo de la Rosa, mencionó que se proporcionarían apoyos alimentarios para todos los pobladores de Nezahualcóyotl, la realidad es que solo se brindó a un cierto número de personas.

La necesidad de la población para llevar el pan a sus hogares, provocó que una gran parte se dedicara al comercio informal o a la adaptación de sus establecimientos en ofrecer los servicios por medio de redes sociales y entregas a domicilio, aunque algunos otros tuvieron que cerrar definitivamente ya que no contaban con buenas condiciones de salud y económicas. “A muchos compañeros tianguistas aún no nos permiten colocarnos porque solo se acepta un 30% de la capacidad y con muchas medidas de prevención; continuamos sin recursos para poder alimentar a nuestras familias, además del incremento de deudas de luz y agua por estos meses de encierro. Solicitamos al presidente Andrés Manuel López Obrador y al Gobernador Alfredo del Mazo, que apoyen a todas las personas afectadas por Covid-19 “, mencionó vecina de la colonia La Reforma.

Tras el cambio a Semáforo Naranja, algunos negocios han reabierto sus puertas al público siempre y cuando mantengan las medidas de prevención establecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), como son evitar aglomeraciones o acceso del 30% dentro de un establecimientos, uso obligatorio de caretas y/o cubre bocas a empleados y clientes, el lavado de manos constante, uso de guantes desechables al tener contacto con personas, uso de gel antibacterial, limpieza constante de productos, aparatos, utensilios, espacios comunes, mantener una distancia de 1.5 metros entre persona y persona, entre otras medidas que garanticen la seguridad del público.

El Movimiento Antorchista de este municipio, invita a la población a continuar con estas medidas de prevención, además de apoyar al comercio local en la adquisición de productos básicos para el hogar, reactivando el comercio y apoyando a vecinos o familiares durante esta pandemia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *