Aula Política – La revolución silenciosa para el SNTE

Por Julio Requena

“Hoy con la esperanza renovada digo que estoy clara de los tiempos biológicos y políticos y les digo que estoy de pie y vamos a sacar de nuestra casa a aquellos que ayer nos pusieron de rodillas”. Esta fue la frase lapidaria que sostuvo la dirigente nacional del SNTE, Elba Esther Gordillo en su regreso de lleno al plano político nacional el pasado 1 de mayo, donde se dejó en claro que va por el liderazgo de la organización sindical donde sigue teniendo miles de adeptos.

Asimismo, Elba Esther Gordillo apuntó: “Qué bueno que el gobierno se ha pronunciado sobre la autonomía sindical, en particular el Presidente; que habrá piso parejo sin ningún privilegio para nadie. Lo único que pedimos es que se respete autonomía independencia sindical”, agregó a sabiendas que el piso parejo le permitirá desterrar a los actuales ocupantes de la silla que poco o nada han hecho por el magisterio y se conforman con conseguir que les del el Día de la Madre y el Día del Maestro como suspensión de clases, aunque no haya mayor beneficio para los docentes en la negociación del pliego petitorio de este año.

Al interior del SNTE crece la voz que, adelanta la realización de elecciones libres, secretas y directas y muchos aseguran que el primer paso se dará el próximo 15 de mayo, Día del Maestro, cuando en la celebración oficial esté la maestra como invitada especial en Palacio Nacional.

Como se recordara el pasado 1º  de Mayo, la maestra Elba Esther Gordillo, se reunió con la base magisterial del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), así como con docentes afiliados al movimiento “Maestros por México” en el Deportivo Plan Sexenal, de la Ciudad de México. Se habla que fueron poco más de 4 mil trabajadores de la educación, pertenecientes a las secciones 9, 10, 11 y 60 del SNTE, quienes acudieron a escuchar a la maestra, y que de inicio es un buen número de simpatizantes para una persona que estuvo alejada de la vida pública y sindical durante casi 6 años.

Así las cosas esté mismo año podría materializarse el anhelo de los trabajadores de la educación de tener elecciones libres, directas y secretas para definir quién debe llevar las riendas de la organización sindical durante el siguiente periodo, así como definir si habrá o no reelección en futuros escenarios magisteriales.

Lo cierto es que este proceso, también se repetirá en las dirigencias seccionales de todo el país, para que la democratización del SNTE alcance a todo el territorio nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *