CUIDAR EL ENTORNO QUE HABITAMOS, OBLIGACIÓN DE LA POBLACIÓN

FOTO BOL. 81Todas las personas tenemos derecho a la vida, a un medio ambiente sano y a la salud, pero también, la obligación de cuidarlo para nuestro beneficio y el de los demás, afirmó Jorge Jiménez Campos, coordinador general de la Comisión de la Cuenca del Río Lerma.

En un encuentro para hablar sobre el derecho a un medio ambiente sano, el especialista subrayó que no podemos exigir lo que no damos, pues si bien tenemos derecho a estar bien consigo mismo, y el espacio que nos rodea debe brindarnos condiciones para subsistir, esto se asocia a la obligación de cuidar el entorno que habitamos, por el bien de la raza humana.
Al hablar sobre el deterioro de los recursos naturales, particularmente en el Valle de Toluca, donde se encuentra la cuenca del Río Lerma, Jiménez Campos calificó como necesario hacer una reflexión seria de lo que queremos como personas y como parte de un grupo social, toda vez que las actitudes, buenas o malas, repercutirán en las generaciones venideras.
Recalcó que el planeta registra una falta crónica de agua dulce y cada vez hay menos. Si en México seguimos al paso que vamos, en un futuro no lejano habrá gran escasez del vital líquido, como ocurre ahora en el centro del país, producto de la deforestación y un desmedido crecimiento demográfico.
Todo ello, además genera el cambio climático, cuyos efectos ya se viven, por ejemplo, el agua de la laguna de Chignahuapan, ubicada en Almoloya del Río, ha alcanzado los 21 grados centígrados en este año, por tanto, insistió que si no se realizan acciones inmediatas para revertir el daño a la ecología, habrá más contaminación de aire, agua y tierra, elementos esenciales para la vida.
El especialista hizo un llamado para conservar el medio ambiente y fusionarnos con la naturaleza, conservar el agua en nuestras casas, utilizar menos el automóvil y en la medida que sea posible, caminar, además de poner la basura en su sitio para no tirarla en las calles y evitar con esto, que se tapen las alcantarillas cuando llueve, provocando inundaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *