Garantizar derechos y su aplicación para lograr la igualdad sustantiva

  • Explicó la titular de la Unidad de Género y Erradicación de la Violencia del IEEM a servidores públicos de la Codhem.

Toluca, México.- La igualdad sustantiva debe ser garantizada para las mujeres en todos los ámbitos, es decir, aplicar los derechos y practicarlos en la vida cotidiana, enfatizó la titular de la Unidad de Género y Erradicación de la Violencia del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), Rocío de los Ángeles Álvarez Montero ante servidores públicos de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), al impartir la conferencia “Sistema de cuotas y paridad de género: una ruta hacia la igualdad sustantiva”.

Al respecto, el director de la Unidad Jurídica y Consultiva de la Codhem, Erick Mañón Arredondo señaló que se organizó dicha plática para concientizar a los servidores públicos sobre la paridad de género en asuntos jurídicos, políticos y electorales.

Durante la conferencia, la funcionaria del IEEM destacó que las instituciones deben garantizar los derechos humanos de las mujeres, pues a lo largo de la historia se les han acotado algunos espacios como los políticos, por ello, se trabaja en erradicar la situación.

Recordó que la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la Mujer, conocida como CEDAW y firmada por la Organización de las Naciones Unidas, establece los derechos humanos del sector femenino en el ámbito de la salud, educación, vida pública y política, acceso al empleo, entre otros para alcanzar la igualdad sustantiva y abunda sobre la igualdad entre hombres y mujeres que debe existir.

Álvarez Montero describió la evolución de los derechos político-electorales de las mexicanas, quienes a partir de 1953 accedieron al voto luego de una reforma a la Constitución federal; y cómo otras modificaciones a la Carta Magna abonaron en los ámbitos nacional y estatal con el Sistema de cuotas y la Paridad de Género, al pasar de la asignación del 30% de candidaturas para cargos de representación popular a mujeres, hasta llegar al 50-50 para los dos géneros en diputaciones, senadurías, presidencias municipales, sindicaturas y regidurías.

La especialista precisó cómo el sector femenino ha ganado espacios, al sumar 673 para regidurías, 90 sindicaturas y 39 presidencias municipales tras la elección de 2018, un aumento significativo en contraste por ejemplo con once alcaldesas elegidas para el trienio 2009-2012; 14 para la administración local 2012-2015 y las 20 para la gestión 2015-2018. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *