Muchos pendientes legislativos, reconoce Cesar Camacho

cc-entrevista-Extracto del discurso de César Camacho-.

El quehacer político es crecientemente complejo y demanda profesionalismo, disciplina y muy importantemente eficacia, la gente no quiere pretextos, explicaciones, la gente quiere resultados y a éstos es tras los que vamos a San Lázaro, justamente a la mitad del camino en el periodo de Gobierno Federal para aprovechar la muy buena posición en la que está dejándolo la bancada de la LXII Legislatura al partido, por una correcta y eficaz coordinación justamente a cargo del diputado Manlio Fabio Beltrones, que ha sido protagonista junto con decenas, centenas, un poco más de 200, 214 diputadas y diputados que van a hacer historia, que ya lo hicieron, con un paquete reformador, el más importante y complejo desde 1917. Están sentadas las bases normativas y políticas para que este país se mantenga en transformación continúa.
Pero hay un sinnúmero de asuntos pendientes, hay compromisos legislativos derivados de las obligaciones del régimen de transitoriedad que tienen que ver, lo mismo con seguridad y justicia, que con la consolidación del sistema de rendición de cuentas y de transparencia, de combate a la corrupción y de integridad pública, hay un sinnúmero de asuntos que tienen que ver con las zonas económicas que el presidente Peña Nieto ha delineado para que, sobre todo el sur, sureste, tenga las oportunidades que histórica y contemporáneamente merecen. Un sinnúmero de asuntos; tiempo nos sobrará para platicar de ello.
Por ahora sólo querría decir que también legislando se gobierna y nosotros, que somos el partido en el gobierno, tenemos en ello no una posición de privilegio, sino el de una gran responsabilidad. Tenemos no sólo que ser una caja de resonancia para que se escuche fuerte y con inteligencia y talento lo que tengamos que argumentar para solidificar y respaldar las políticas públicas del presidente Enrique Peña Nieto.
Tenemos la posibilidad numérica, no sólo por nosotros, sino con nuestros aliados electorales, legislativos y programáticos de construir una mayoría, pero aspiro, junto con ustedes a ir todavía más allá, a tener la posibilidad de establecer un espacio de neutralidad partidaria, construir mayorías plurales en torno de planteamientos, de ideas y de propuestas por su profundo sentido patriótico; es decir, nosotros no vamos con la consigna de ganar votaciones, vamos a ganar las discusiones con los mejores argumentos y los mejores argumentos son aquellos que esgrime la gente mejor preparada, la gente bien calificada, la gente que ha hecho de la política vocación de vida. Ustedes justamente que integran, que integramos, no sólo la más numerosa, sino que una, uno por uno -que me perdonen-, se trata de los mejores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *