No resuelven la catástrofe  ambiental clausurando el tiradero municipal

  • A 27 días del incendio, la basura sigue quemándose, el daño ambiental es inmenso.

Chimalhuacán, Estado de México.-La Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (PROPAEM) clausuró el tiradero municipal, la basura sigue en combustión, causando daños severos al medio ambiente. El incendio se originó la tarde del pasado sábado 28 de mayo en el tiradero municipal que se ubica en la colonia Escalerillas de El Ejido de Santa María Chimalhuacán.

La administración que dirige Xóchitl Flores Jiménez optó por clausurar el tiradero, después de 27 días, pero este sigue en combustión, la administración ha mostrado total negligencia en el control del fuego, es vox pópuli, que el incendio de haber sido atendido de manera oportuna se pudo haber evitado la catástrofe ambiental, comentó, Alfredo Ortiz, vecino de la colonia Escalerillas.

“Todos los que trabajamos en el tiradero hemos sido testigos de muchos incendios, antes había tinacos con agua, distribuidos en varios puntos, los encargados alternaban y le entrabamos todos a apagar la lumbre, en esta ocasión no permitieron entrar a nadie, dejaron que se prendiera más y no lo pudieron controlar la quemazón, el incendio fue provocado” comentó Sergio Salazar pepenador de PET.

El incendio generó gran cantidad de humo que cubrió varias comunidades, causando molestias severas en niños y adultos mayores, “la basura sigue quemándose; recolectores, pepenadores y vecinos se sumaron a los trabajos para apagar el incendio, pero sigue en varios puntos prendido, las lluvias algo han servido pero, no ha sido suficiente”, expresaron vecinos del lugar.

La contaminación provocó el cierre de las escuelas de la zona, afectando a miles de infantes de Chimalhuacán y de los municipios vecinos de La Paz y Chicoloapan, el humo cubrió también los municipios aledaños y provocó contingencia ambiental por varios días en la zona.

Clausurar el basurero no resuelve el problema, el incendio sigue, se ha atenuado con la lluvias, pero la afectación a los vecinos que viven en la zona es desde problemas de salud, dejar sin trabajo a más de 250 pepenadores, por otro lado, la población de todo el municipio se queja de las deficiencias en el servicio de recolección de basura, la acumulación de desechos en calles, plazas públicas y espacios comunes del todo el municipio, es evidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.