Presenta Poder Judicial Mexiquense las Ordenanzas de Carlos III

  • El PJEdomex, a través de este esfuerzo de investigación, realiza un legado a la comunidad jurídica.

El Alcázar del Castillo de Chapultepec fue sede de la presentación del Estudio Introductorio y Colección Ordenanzas de su Majestad para el Regimen, Disciplina, Subordinacion, y Servicio de sus Exercitos, dictadas por Carlos III en 1768. Una obra que se integra a la colección editorial Rumbo al Bicentenario del Poder Judicial del Estado de México.

La edición que conmemora los 250 años de la expedición de este ordenamiento, fue coordinada por Ricardo Sodi Cuellar, Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México y Carlos de Jesús Becerril Hernández, profesor investigador de la Facultad de Derecho de la Universidad Anáhuac.

Sodi Cuellar expresó que la obra merecía ser rescatada y estar en diversas unidades militares y academias, para estudiarse y disfrutarse por su lenguaje extraordinario y la evolución del español en los textos con una memorable tipografía. Agradeció a la Secretaría de la Defensa Nacional por prestar el original para el desarrollo del proyecto editorial.

Añadió que estas ordenanzas sirvieron de base para los ex presidentes Antonio López de Santa Anna y Francisco I. Madero, y siguen vigentes hasta nuestros días en el derecho mexicano, por virtud de la configuración constitucional del fuero militar.

De manera anecdótica, Sodi Cuellar compartió la construcción de la edición e indicó que basados en estas ordenanzas y la de intendencias, se fijaron los límites del estado de México y los primeros 6 distritos judiciales, que después se convirtieron en 18.

En representación del Gobernador Alfredo Del Mazo Maza, el Secretario General de Gobierno, Ernesto Nemer Álvarez, felicitó al titular del PJEdomex por ser un destacado promotor de la investigación jurídica y expresó que el Tribunal Superior de Justicia del Estado de México, a través de este esfuerzo, ha legado a la comunidad jurídica mundial un documento de consulta obligatoria.

Al explicar el trazo editorial y análisis tipográfico de la publicación, Ricardo Ignacio Salas Moreno, Director General de Frontespizio, puntualizó que la estructura está definida en la proporción áurea, para lograr una mejor lectura del contenido y gozar de una proporción armónica, tomando los diferentes conceptos de edición del Siglo XVIII.

Por su parte, Becerril Hernández explicó el contenido de la obra, que refirió, es el origen del Ejército como institución en la Nueva España y después en México. Agregó que los dos últimos textos, uno de ellos autoría de Sodi Cuellar, dan cuenta de la ordenanza militar y su vigencia en el país.

Esta edición consta de tres tomos, dos facsímiles y un Estudio Introductorio que incluye una Nota a cargo del Gobernador Alfredo Del Mazo Maza y con el Prólogo del General Luis Crescencio Sandoval González, Secretario de la Defensa Nacional.

En ella, se recopilan colaboraciones de especialistas de Portugal, Brasil, España, Perú y México, de los institutos: Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, Investigaciones Histórico-Sociales de la Universidad Veracruzana, Investigación y Docencia Económicas, Investigaciones “Dr. José María Luis Mora” e Investigaciones Históricas de la UNAM, así como de El Colegio de México y de la Secretaría de la Defensa Nacional.

A la presentación asistieron consejeras y consejeros de la Judicatura, magistradas y magistrados, Cipriano Sánchez García, Rector de la Universidad Anáhuac; Antonio Campuzano Rosales, Secretario General del Instituto Panamericano de Geografía e Historia de la Organización de los Estados Americanos.

Además de Rafael Guerra Álvarez, Presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México; José Luis Cervantes Martínez, Fiscal General de Justicia del Edomex; Myrna Araceli García Morón, Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos mexiquense; Carlos Eduardo Barrera Díaz, Rector de la UAEMéx; y el especialista en Derecho Militar, Óscar Cruz Barney; entre otras personalidades de la milicia y la abogacía mexicana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.