Propone IMSS Estado de México Oriente cuidar alimentación y no abusar de medicamentos para evitar úlcera péptica

  • Los antiácidos o la leche no curan úlceras, brindan alivio temporal; dejar de fumar y evitar consumo de alcohol pueden aliviar síntomas.
  • Se puede evitar la úlcera péptica con alimentación balanceada, sin bebidas carbonatadas ni irritantes, y beber suficiente agua.

Ingerir bebidas alcohólicas, tener el hábito de fumar, consumir analgésicos no esteroideos o padecer infecciones por la bacteria Helicobacter Pylori, son factores de riesgo para desarrollar úlcera péptica, indicó la doctora María Trinidad Sánchez Ramírez, coordinadora auxiliar de Servicios de Prevención y Promoción de la Salud del IMSS Estado de México Oriente.

La especialista explicó que las úlceras pépticas se presentan cuando los ácidos que ayudan a digerir los alimentos dañan las paredes del estómago o del duodeno, lo que ocasiona alteración de la mucosa gástrica y pérdida de los efectos protectores fisiológicos contra el ácido estomacal.

La causa más común, dijo, es la infección por la bacteria Helicobacter Pylori (un tipo de bacilo que infecta el estómago); otra causa es el uso prolongado de antiinflamatorios no esteroides como aspirina e ibuprofeno. El estrés y las comidas picantes no causan úlceras, pero pueden agravarlas.

La doctora Sánchez Ramírez recomendó que si una persona presenta síntomas debe acudir con su médico para recibir atención oportuna, a fin de evitar que se destruya la flora intestinal, gástrica o duodenal y ocasione otras complicaciones, como hemorragia del tubo digestivo, que demanda atención de urgencia y hospitalización.

Advirtió que las úlceras pépticas pueden empeorar si no se tratan y manifestó que los antiácidos o la leche no curan las úlceras, aunque pueden aliviarlas temporalmente, ya que es una bacteria de difícil erradicación. En todo caso, dijo, dejar de fumar y evitar el consumo del alcohol puede ayudar.

La coordinadora auxiliar de Servicios de Prevención y Promoción de la Salud del IMSS Estado de México Oriente indicó que el uso indiscriminado de analgésicos no esteroideos son otro factor de riesgo, porque el naproxeno, diclofenaco, ketorolaco o indometacina inhiben prostaglandinas que protegen al estómago del ácido clorhídrico, sobre todo en pacientes de la tercera edad.

Recomendó prevenir la aparición de estas úlceras con una alimentación balanceada, que no incluya bebidas carbonatadas o alimentos irritantes, la ingesta de suficiente agua y evitar la automedicación.

Subrayó que este padecimiento crónico del tubo digestivo es atendido por médicos familiares en el Primer Nivel de Atención del IMSS México Oriente, quienes están capacitados para diagnosticarlo con exploración física, historia clínica y estudios de laboratorio, con el objetivo de prescribir el tratamiento para controlar síntomas como dolor, acidez y ardor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *