Sólo en unidad, PRD puede construir triunfo para 2018: Aureoles

aureolesLa izquierda democrática ha demostrado que más allá de pretensiones mesiánicas o egos personales, sí puede construir, en unidad y aun en medio de la adversidad -como en la elección de Michoacán-, el sueño de ganar la Presidencia de la República en el 2018 y desde ahí, impulsar los cambios que requiere el país, afirmó el gobernador Silvano Aureoles.

Al participar en el último día de trabajos del 2º Encuentro de la Izquierda Democrática, dijo que a 100 días de asumir las riendas de su estado natal, la ingobernabilidad quedó atrás y hoy se respira un ambiente tranquilo.

Sin embargo, sólo con tolerancia, unidad y apertura de miras, se puede obtener un triunfo en la contienda presidencial.

“Esa misma fórmula (puesta en marcha en Michoacán) hay que aplicar en el 2018 en la Presidencia de la República”, resaltó el mandatario emanado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), quien insistió que este tipo de proyectos pueden ser una realidad sólo si se dejan atrás los egos personales.

Esto es, abundó el también ex legislador, se requiere de una izquierda que dialogue, que escucha, que incorpora, que fluye, que está abierta a los cambios, a las adecuaciones; “es la izquierda que busca el país aunque en algunos rincones de la intolerancia se diga que es la izquierda modosita, es la izquierda dócil”, acotó.

Afirmó que México necesita una izquierda responsable, con altura de miras, de compromiso con el país, con los ciudadanos, “más allá de pretensiones mesiánicas o visiones unilaterales y autoritarias”.

Durante su conferencia magistral refirió asimismo que uno de los desafíos de la izquierda en el Siglo XXI será crear una nueva forma de relación con el capitalismo.

Además desarrollar formas de organización productiva que fomente la justicia, la inclusión social y confiera un nuevo sentido a la antigua fórmula de “cada cual según su capacidad o a cada cual, según su necesidad”.

En este contexto, recordó que a su llegada se encontró con “una tierra prácticamente en la ingobernabilidad (y), hoy se respira un ambiente tranquilo. Las cosa han tomado otro rumbo y hemos salido ya de las mediciones como estado violento en los cuatro delitos más frecuentes o que más dañan a la sociedad”.

Actualmente el secuestro se redujo en un 85 por ciento; la extorsión, en un 80 por ciento; homicidio doloso, 30 por ciento y robo de vehículo, 27 por ciento, es decir, “en los indicadores más delicados, los hemos abatido en cuatro meses para garantizarle seguridad a los ciudadanos”, acotó.

Además, “tenemos el reconocimiento de haber puesto orden en las finanzas públicas y con ello generar una mejor condición de estabilidad y de desarrollo para nuestro estado”, añadió.

Aureoles remarcó que al final del día “quienes militamos en la izquierda, incluso de movimientos sin registro como partido político o fundación del PRD, lo que se debe buscar es que el sueño de cambio y transformación de que todos los mexicanos cuenten con mejores niveles de bienestar, se haga realidad”.

Finalmente resaltó que vencer la exclusión y la desigualdad se logrará si quienes forman parte o emanan de un proyecto de izquierda hacen bien su trabajo, “si gobernamos bien, si entregamos resultados, si hacemos en la práctica lo que decimos en la teoría o lo que decimos en el discurso, o acabamos haciendo lo que criticamos”.

El evento que inició el lunes 25 de enero y tuvo como sedes las ciudades de Monterrey y Guadalajara, es organizado por Sintropía, Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas y por Demócratas de Izquierda, asisten también ponentes de América Latina, Europa, Asia y África.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *