Vivir de manera activa y saludable es posible para el paciente diabético responsable: IMSS Estado de México Oriente

  • Adecuada alimentación, evitar excesos alimenticios, ingesta de refresco y grasas, además de cuidarse y hacer ejercicio son medidas básicas.
  • El enfermo que sigue el tratamiento médico adecuado no sólo evitará el pie diabético, también la ceguera y la falla de la función renal.

Los pacientes diabéticos debidamente controlados y con buenos hábitos alimenticios pueden vivir de maner activa y saludable, aseguró la médica María Trinidad Sánchez Ramírez, coordinadora auxiliar de Servicios de Prevención y Promoción de la Salud, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Estado de México Oriente.

La especialista recordó que la diabetes mellitus es un padecimiento que está asociado a estilos de vida poco saludables (obesidad y/o sobrepeso; vida sedentaria y alimentación rica en azúcares y grasas) y a la predisposición por factores genéticos (padres o hermanos con el padecimiento).

Expuso que, si un paciente diabético es responsable y controla sus niveles de azúcar, no tendrá problemas, pues su vida activa será la de una persona prácticamente con una vida normal. Por ello deben cuidarse, hacer ejercicio, llevar una adecuada alimentación, evitar excesos alimenticios, además de la ingesta del refresco y grasas.

Por otro lado, añadió que en la consulta familiar, el médico observará en el paciente diabético sensibilidad de extremidades, circulación, pulso y, en caso de no presentar complicación alguna, se le recomendará que el próximo chequeo lo haga cada año.

En caso contrario, si el paciente registra complicaciones de salud, dependiendo de cuál se presente, los chequeos pueden ser cada seis o tres meses, lo que va a depender del estado de cada persona diabética, pero por lo menos, tiene que ser cada seis meses.

La coordinadora auxiliar recomendó a las personas que padecen de diabetes mellitus tener cuidados como: revisar constantemente sus niveles de glucosa, tomar el medicamento en el tiempo y forma indicado por el médico, realizar dieta, ejercicio y acudir a consulta a la Unidad de Medicina Familiar adscrita, para evitar complicaciones de la enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.