Xonacatlan sigue en campaña y pudiera anularse

IMG_8963Es curioso, pero los habitantes del municipio de Xonacatlan notan que la pasada campaña electoral no ha terminado pese a que hubo votaciones el 7 de junio para definir quién sería el próximo alcalde o alcaldesa de este lugar y es que el candidato de Movimiento Ciudadano, Serafín Gutiérrez Morales no ha dejado de hacer eventos de “agradecimiento” donde comparte sus simpatizantes algunos mensajes y banquetes.
Lo mismo pasa con la ex candidata del PRI, Michelle García Berne quien también sigue visitando a los seccionales del tricolor para corresponder a todo el respaldo que le brindaron, que le permitieron sacar una buena votación y reposicionar a este partido que había sido gobierno.
En tercer lugar y no menos importante está el virtual ganador de la presidencia municipal, Carlos González quien bajo las siglas del PAN-PT también ha hecho lo propio y ha reunido simpatizantes para ‘agradecerles’ su apoyo y la fuerza que lo llevaron al lugar donde está.
La intención de todos los aspirantes es seguir en el ánimo de la población y vigentes en la opinión pública, por dos fenómenos importantes, el primero de ellos es que la toma de posesión todavía está lejana y se espera el próximo 1 de enero del 2016 y el segundo, es que el caso Xonacatlan se encuentra en los tribunales y podría traer sorpresas, pues la diferencia de votos entre el primero, el segundo y el tercero respectivamente es de alrededor de 500 votos.
Al respecto de los tribunales circulan ya dos versiones fuertemente entre la clase política regional que son, primero, la anulación de la elección y la realización de una elección extraordinaria, donde participen nuevamente los que puedan y quieran o bien donde los partidos puedan cambiar de candidatos.
Y segundo, se habla de una negociación donde el dirigente estatal del PRI, Carlos Iriarte ha estado al pendiente de los argumentos jurídico-electorales para revertir el triunfo de la oposición que también amenaza con quitarles el municipio de Otzolotepec y Temoaya en las salas de justicia.
El caso de Otzolotepec se ve más complicado para el PRI porque el argumento más fuerte son los votos de más que se encontraron en las urnas y no hay una explicación coherente para ello, mientras que en Temoaya ya se respira más tranquilidad porque el acuse de rebase en los topes de campaña no ha procedido a nivel local y federal, por lo menos no contra el PRI.
Es claro que el posible triunfo del PAN-PT en Xonacatlan no será la continuidad del actual gobierno de Joaquín Ruiz Gutiérrez quien desde el primer año le dio la espalda al Partido del Trabajo (PT) pero es obvio que si no se cuida puede dejar sumamente endeudado al ayuntamiento y llegue quien llegue tendrá problemas para entregar resultados, por lo menos en el primer año.
Los tres partidos deberían de estar más metidos en la vigilancia de los recursos que en los agradecimientos, pero en fin, ojala que cuando volteen hacia el palacio municipal no sea demasiado tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *