Amenazas fuertes en el PAN por diputación

DSC_0007Hago responsable de lo que le pueda pasar a mi familia o a mi persona a Gerardo Pliego Santana, señaló Eduardo Martínez Guerra precandidato a la diputación por el distrito II de Toluca quien denunció públicamente las amenazas que ha sufrido desde que impugnó el proceso interno del Partido Acción Nacional (PAN), donde personas afines a Pliego Santana le han advertido que saben dónde vive.
Martínez Guerra, panista de muchos años se presentó ante los medios para denunciar que las amenazas han arreciado y lo han obligado a dar una declaración a la opinión pública, pese a que ya había pensado en dejar el tema en manos de las instancias oficiales tanto electorales como judiciales.
Explicó que después del proceso interno del PAN presentó su inconformidad ante las instancias partidistas por la ilegibilidad de Pliego Santana como candidato, así como ante la PGJEM por las amenazas, compra de credenciales de elector y violencia en contra de su suplente en el poblado de San Cayetano.
Eduardo Martínez sostuvo que, dejó caminar los asuntos en la comisión jurisdiccional y en el Procuraduría General de Justicia mexiquense, sin hacer declaración ante los medios, pero la semana pasada, precisamente el jueves recibió amenazas para abandonar las impugnaciones o de lo contrario le podría pesar, al igual que le mandaron una foto de la fachada de su casa con la advertencia clara de que saben dónde vive y eso lo obligó hacer este pronunciamiento.
Por otra parte, sostuvo que esto no enturbia la elección panista municipal en Toluca, sino que solo se trata del distrito II donde se registraron las anomalías graves denunciadas en su momento y ahora estas amenazas; sin embargo, clarificó que, no va a dejar de ser panista por ello, ni tampoco dejará de apoyar a su partido para que gane la alcaldía.
Finalmente, destacó que el tema no toca a Juan Rodolfo Sánchez ni a la planilla municipal donde tiene muchos amigos panistas, y solo es un asunto para limpiar la elección en el distrito II, donde hay muchas irregularidades de elegibilidad, de violencia, de compra del voto y de amenazas que no son dignas de la vida interna del PAN y mucho menos de sus valores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *